Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CiU ve "reservas" en el PSOE para un pacto de Estado contra la crisis

Alonso ofreció ayer a Duran acuerdos parciales sobre las reformas del Gobierno

Los diferentes grupos parlamentarios defenderán hoy sus medidas en el Pleno del Congreso.
Los diferentes grupos parlamentarios defenderán hoy sus medidas en el Pleno del Congreso. EL PAÍS

CiU quiere un pacto de Estado que siente las bases sobre un nuevo modelo productivo y, el PSOE aspira a acuerdos parciales, aunque de gran calado, que le permitan sacar adelante las reformas que tiene en marcha el Gobierno contra la crisis económica. Ésta es la conclusión de la reunión celebrada ayer entre el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, José Antonio Alonso, y el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, que abrió la ronda de encuentros que los socialistas van a celebrar con todos los grupos de la Cámara.

"Nosotros queremos un pacto de Estado entre todas las fuerzas políticas y no sólo pactos puntuales, aunque la verdad vemos que el PSOE tiene sus reservas". Así de claro fue Duran Lleida después de 90 minutos de conversación con Alonso. El portavoz socialista le propuso "una política de ahorro y austeridad para corregir el déficit y buscar un nuevo modelo económico". La reunión ha sido "positiva", concluyó Alonso. Al portavoz de CiU, en efecto, le parecieron bien los temas, sin entrar en los contenidos, aunque precisó que su grupo quiere "un pacto de Estado y no pactos puntuales", como sugieren los socialistas.

Zapatero mostrará su disposición a alcanzar acuerdos con todos los grupos

En efecto, el PSOE a medida que pasan las horas, va rebajando la trascendencia del pacto en materia económica. De momento, ha cambiado la denominación para pasar de "pacto de Estado" a "acuerdos básicos". Los socialistas aseguran que simplemente son realistas y no ven al PP con voluntad de un acuerdo global. No obstante, portavoces de otros grupos, consideran que tampoco el PSOE desea ese pacto de Estado con el PP y prefiere sacar las reformas "troceadas", como hasta ahora.

La ronda con los partidos, que culminará en dos semanas, tiene como único objetivo constatar cuántos grupos tienen voluntad de pacto, sin entrar aún en contenidos. CiU ha dicho que sí quiere "poner las bases del futuro de España, no pensando en las próximas elecciones, sino en las próximas generaciones". Ahora bien, CiU considera que este pacto lo debe liderar el presidente del Gobierno, "sin menoscabo de la autoridad reconocida de José Antonio Alonso", apostilló Durán. Esta petición también la lanza el portavoz de ERC, Joan Ridao, que demanda la intervención de Zapatero.

A la invocación de que el presidente tome las riendas del pacto no hubo respuesta ayer, ante la previsión de que hoy tienda la mano a todos los grupos en el debate sobre la crisis económica que se celebra en el Congreso. Todos los actores del posible pacto consideran que la jornada de hoy puede marcar el devenir de los acuerdos. De momento, entre el PP y el PSOE las cosas van muy mal, como se vio anoche en torno a una moción del PP tendente a "restaurar la confianza en la economía española". Hubo negociaciones todo el día entre el diputado socialista Francisco Fernández Marugán y el diputado popular Ramón Aguirre. A punto estuvieron de llegar a un acuerdo después de que el PSOE ofreciera un texto con la mayoría de los puntos del PP. Pero antes de la votación, la dirección del PP optó por mantener su texto inicial sin ninguna transacción. También rehusó la petición del PSOE de votar cada punto por separado para apoyar algunos. Se votó tal cual había sido presentada, ningún grupo la apoyó y el PP se quedó solo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de febrero de 2010