Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Ertzaintza desarticuló dos 'comandos' con las últimas detenciones

Los nueve etarras detenidos por la Ertzaintza en las últimas semanas se dividían en dos comandos distintos, aunque se relacionaban con la cúpula de la banda en Francia a través de un mismo jefe, según fuentes de la investigación. Los cinco primeros arrestados (Ibon Iparragirre, Javier Zubizarreta, Jon Iñaki Esnaola, Xeber Uribe y Asier Badiola) integraban el grupo denominado Tontor, mientras que los cuatro restantes (Zunbeltz Bedialauneta, Urtza Alkorta, Igor Martín y Olaitz Lema) formaban parte del Kresala.

El primero de los grupos se creó en septiembre de 2007 y doce meses después cometió su principal acción terrorista al atentar contra la comisaría de la Ertzaintza en la localidad vizcaína de Ondarroa. Más antiguo, el Kresala se había formado en 2005, año en el que ya colocó un coche bomba en un polígono industrial de Ávila. Ambos comandos llegaron a actuar de forma paralela y se relacionaban con la dirección de ETA a través del ex jefe del aparato logístico militar de la banda, Aitzol Etxaburu. Desde su detención, el pasado mes de agosto en Francia, estaban "inactivos", a la espera de nuevas órdenes que ejecutar.

Ante la inexistencia de un enlace con la cúpula de la organización, los integrantes de ambos grupos permanecían ocultos en el País Vasco. Hasta que el pasado 26 de enero, la Ertzaintza dio inicio a una operación gestada desde 2008 y que se ha saldado, hasta ahora, con nueve detenciones. El material incautado en los distintos registros ha permitido determinar los dos comandos en los que se dividían los etarras. La investigación, gracias a la que también se han descubierto cuatro zulos en los que se ocultaban cuarenta kilos de explosivos, continúa su curso ante la probabilidad de que puedan aparecer "nuevos flecos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de febrero de 2010