Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Gastronomía

Láminas mágicas

Son transparencias comestibles, algo tan sutil que no parece real, que se funde en la boca al contacto con la lengua... "Es mágico", dictamina Ferran Adrià, que fiel a su enamoramiento de la sensibilidad japonesa, ha utilizado el producto para raviolis y rollitos en platos estrella del menú 2009 de elBulli. Pero esa sustancia asombrosa, llamada Obulato, que también anda en otros fogones vanguardistas, es accesible ahora para cocinas cotidianas. Las láminas de Obulato están hechas de almidón de patata. No contienen sal, ni azúcar ni grasas, tampoco gluten, con lo cual es un alimento apto para celiacos. Son de sabor y olor neutro, por lo que la gracia la pone quien cocina con los ingredientes que quiera envolver. Y la envoltura vale tanto para sólidos como líquidos, dulces o salados: láminas crujientes de caramelo, milhojas superfinos, crujientes y sin harina... Lanzado en España por International Cooking Concepts, esta delicatessen viene (desde seis euros) en distintos formatos (redondo, cuadrado, cónico o minimagdalena) y tamaños (de siete centímetros a hojas de 46 - 32). www.cookinconcepts.com.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de febrero de 2010