Reportaje:LAS DELIBERACIONES DE LA MONCLOA

Chaves frenó el recorte de las pensiones

El vicepresidente planteó al Consejo de Ministros que los sindicatos no aceptarían subir de 15 a 25 años el plazo de cálculo - Recordó la huelga general de 1985 con Almunia como titular de Trabajo - Blanco le defendió y Zapatero decidió aparcar la medida

El vicepresidente Manuel Chaves protagonizó en el Consejo de Ministros del 29 de enero, en el que se aprobó la propuesta del Gobierno para reformar el sistema de pensiones, la oposición a las pretensiones más duras de la vicepresidenta económica, Elena Salgado. A esa reunión en La Moncloa en la que se aprobó la propuesta de alargar la edad de jubilación de los 65 a los 67 años, Salgado planteó también la ampliación del número de años para calcular la cuantía de la pensión lo que, por lo general, redundaría en una rebaja sustancial media en la prestación a cobrar al término de la vida laboral de los españoles.

La deliberación en el Consejo de Ministros, presidido por José Luis Rodríguez Zapatero, fue intensa aunque ninguno de sus miembros se opuso frontalmente a la propuesta de subir la edad de jubilación de 65 a 67 años. Algunos plantearon la necesidad de hacer pedagogía y de impulsar un debate muy medido y progresivo para no dañar las relaciones con los sindicatos, que podrían verse seriamente afectadas por una medida de este tipo. Pero el debate más vivo se centró en la ampliación del número de años para calcular la cuantía de la pensión.

Más información

En ausencia del titular de Trabajo, Celestino Corbacho, quien presidía en Barcelona la Cumbre de ministros de Trabajo de la UE, el vicepresidente del Gobierno y presidente del PSOE, Manuel Chaves, quien fue ministro de Trabajo con el presidente Felipe González (1987-1990), asumió su papel.

Chaves conocía y compartía el rechazo de Corbacho a la ampliación de los años para calcular la pensión. Corbacho, incluso, siempre había obviado el subir la edad de jubilación de 65 a 67 años y se había inclinado por acercar con incentivos la edad real de jubilación, poco más de 63 años, a la legal, 65 años. Y era muy reacio a mezclar en el tiempo el debate sobre el plan de austeridad con el de la reforma de las pensiones.

Chaves consideró en el Consejo de Ministros que los sindicatos y el electorado socialista podrían aceptar, a regañadientes, subir la edad de jubilación. Pero, en ningún caso, aceptarían modificar el método del cálculo de las pensiones porque denunciarían que se trata de una rebaja sustancial en la prestación que los trabajadores no podrían asumir. Chaves aludió a que en 1985, Felipe González tuvo que soportar una huelga general, la primera de la historia de la reciente etapa democrática, por idéntico motivo, con Joaquín Almunia como ministro de Trabajo.

Algunos ministros apoyaron a Chaves. Uno de los más activos fue el de Fomento y vicesecretario general del PSOE, José Blanco. No pasó inadvertido para los asistentes que fueran precisamente dos de los tres pesos pesados del partido que se sientan en el Consejo de Ministros quienes se opusieron a la medida. Nada menos que su presidente y su vicesecretario general. Según fuentes conocedoras de la deliberación, Zapatero escuchó a Chaves y Blanco y optó por aparcar esa medida. Así se quedó en el Consejo de Ministros pero, para entonces, las notas de prensa que se entregan a los periodistas estaban ya hechas y en ellas se incluía esta apreciación:

"El documento aprobado por el Gobierno responde a las siguientes directrices:

*Incentivar la prolongación de la vida laboral y frenar el recurso a la jubilación anticipada. Se desplaza paulatinamente la edad legal de jubilación de los 65 a los 67 años, siguiendo el camino emprendido por otros países europeos, ofreciendo a los trabajadores la opción a modular el proceso.

*Establecer procedimientos de cálculo de la pensión de jubilación (bases, periodos...) que garanticen mejor la correspondencia entre cotización y prestación, evitando perjuicios a los trabajadores despedidos al final de su vida laboral".

En la rueda de prensa posterior, un periodista preguntó a Elena Salgado:

-"Si se amplía el plazo de cálculo de la pensión de 15 a 20 años, como hasta ahora, ¿también se amplía el plazo de años que hay que tener para cobrar la misma pensión de 15 a 20?"

Y la vicepresidenta segunda contestó: "En el documento que, como les digo, pueden tener a su disposición, verán que se hacen planteamientos de trabajar en esas líneas, no se hacen planteamientos con la concreción que usted determina porque, entre otras cosas, el Pacto de Toledo está trabajando ya desde hace tiempo".

La respuesta evasiva de Salgado se convirtió en certeza cuando se conoció el documento sobre el plan de estabilidad que el Gobierno remitió a la Comisión Europea, el miércoles por la mañana, en el que se avanzaba que el Ejecutivo estaba dispuesto a lograr un ahorro en el gasto por pensiones mediante el alargamiento de la edad de jubilación y la reforma del método de cálculo que pasaría de ser la media de los últimos 15 años de cotización a la media de los últimos 25 años.

El ministerio de Salgado retiró la concreción de esta propuesta a las tres horas de que trascendiera, por órdenes tajantes de La Moncloa, que lo conoció muy pocas horas antes de que Zapatero volara a Washington para asistir al Día Nacional de la Oración con el presidente Obama. Economía justificó ante la Presidencia del Gobierno y el PSOE que fue un error de los funcionarios, e incluso llegó a aludir a una propuesta antigua que se traspapeló, según miembros del Gobierno.

Los ministros se han esforzado en la última semana en negar que entre los planes del Ejecutivo estuviera el recorte de la cuantía de las pensiones. Lo hizo de modo tajante la vicepresidenta primera y portavoz, María Teresa Fernández de la Vega, el 3 de febrero en Vitoria y, tras el Consejo de Ministros del 5 de febrero, en la rueda de prensa de La Moncloa.

Zapatero sigue insistiendo en que la idea es seguir aumentando las pensiones mínimas que cobran los más desfavorecidos y que, para ello, se necesita reformar el sistema de pensiones y ampliar la edad de jubilación a los 67 años. El pasado viernes, tras la reunión con los sindicatos, se comprometió a convencer al secretario de Comisiones Obreras, Ignacio Fernández Toxo, de la necesidad de esa medida. De ampliar los plazos para calcular la pensión que corresponde a cada uno, el Gobierno se ha olvidado. Al menos, de momento.

Ida y vuelta

- Viernes 29 de enero. En el Consejo de Ministros que aprueba proponer que se alargue la edad de jubilación, Elena Salgado lanza la idea de que se amplíe la base de cálculo. Chaves se opone.

- En la rueda de prensa, se reparte un documento con un planteamiento genérico en esa dirección.

- Miércoles 3 de febrero. EL PAÍS adelanta a mediodía que el plan de estabilidad que el Gobierno ha enviado a Bruselas incluye la propuesta de ampliar a 25 años (10 más) el cálculo para las pensiones.

- Tres horas después el Gobierno envía un nuevo documento a la UE. El párrafo ha desaparecido por orden de La Moncloa.

- Jueves 4 de febrero.

De la Vega asegura que el Gobierno "ni contempla ni

ha contemplado" esa opción.

- Viernes 5 de febrero.

De la Vega niega errores

o contradicciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 08 de febrero de 2010.

Lo más visto en...

Top 50