Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Ertzaintza descubre en las inmediaciones de Ondarroa otro 'zulo' de ETA

La Ertzaintza descubrió ayer en las inmediaciones de Ondarroa un nuevo zulo de ETA, el cuarto relacionado con la operación que en los últimos días se ha saldado con la detención de nueve supuestos terroristas en tres provincias distintas y la desarticulación del comando que integraban. El escondite se encontraba esta vez vacío, a diferencia de los otros tres previos, en los que se acumulaban cuarenta kilos de explosivos y otro material. La policía considera que el escondite era antiguo y lo relaciona con Igor Martín, el detenido en Jaca (Huesca) el pasado martes.

Representantes de la consejería y del Ministerio de Interior mantuvieron ayer una reunión de varias horas en la que analizaron en detalle la última operación contra ETA. Durante la cita, celebrada en la comisaría central de la Ertzaintza en Erandio, ambas administraciones coincidieron en la eficacia de la acción policial y en la "debilidad" de la organización terrorista, aunque instaron a "no bajar la guardia", porque "sigue teniendo capacidad de hacer daño". Según advirtieron, existe "un elevado riesgo" de que la banda busque contrarrestar los últimos golpes "mediante alguna acción violenta de gran envergadura", ya sea un atentado o un secuestro.

Ausentes los máximos representantes de cada parte, la reunión estuvo encabezada por el director general del Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil, Francisco Javier Velázquez, y el viceconsejero vasco de Seguridad, Rafael Iturriaga. Ambos coincidieron en la necesidad de mantener en situación de alerta a las fuerzas de seguridad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de febrero de 2010