Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Las consecuencias de la crisis | Las cuentas del primer banco de la eurozona

España, Brasil y Reino Unido mantienen el beneficio del Santander

El banco ganó 8.943 millones en 2009 pese al aumento de la morosidad

"Si esperan escuchar malas noticias, se han equivocado de sitio. Aquí no van a oír comentarios negativos que son frecuentes en reuniones de este tipo. Sólo oirán buenas informaciones porque los resultados son magníficos". Así de eufórico comenzó ayer Emilio Botín, presidente del Santander, su discurso ante los periodistas para presentar los resultados de 2009. Lo cierto es que los resultados fueron positivos: tras dos años de crisis financiera, el grupo ganó 8.943 millones, un 0,7% más. Esta cifra supone más del doble que su rival, el BBVA. Además, ha adelantado provisiones por 2.587 millones para frenar la morosidad.

Pero la Bolsa preparaba una mala pasada a Botín. Las acciones del Santander se desplomaron un 9,4%, pocas horas después de su presentación. Fue un día negro para los parqués, el Ibex-35 fue el índice que más perdió de Europa (casi un 6%), pero seguro que fue más amargo para Botín. Por la mañana, cuando el retroceso era menor, Botín dijo -con su tradicional optimismo- que las acciones recuperarán su valor, ya que el banco sale de la crisis "claramente reforzado".

Botín rechaza que el Estado deba ayudar a los promotores inmobiliarios

La Bolsa restó a la acción un 9,4%. El dividendo cae un 7,8%

A medida que avanza la internacionalización del grupo, el Santander depende cada vez más del negocio internacional. España sólo supone el 27% del beneficio. Si se suma el Abbey del Reino Unido y el Banco Real de Brasil, agrupa el 65% del resultado del grupo. Es donde se la juega Botín y en 2009 le fue bien. El Reino Unido ganó un 38,4% más y los brasileños un 22,5% más. Así compensaron el modesto crecimiento de España, el 5,5%, y el descenso de Santander Consumer y México. El norteamericano Sovereign, en proceso de saneamiento, continúa en pérdidas, tras registrar números rojos de 25 millones de euros. No quiso adelantar resultados de este año, pero se intuyó que no espera menores beneficios por la diversidad geográfica.

Dentro de la Ciudad Financiera del Santander no se respira ni atisbo de crisis. Botín ofreció su discurso en un nuevo edificio, El Faro, que es un modernísimo cubo de cristal donde unos pequeños robots guían a la sala buscada. Las cifras del grupo son descomunales: tiene un activo superior al PIB español y gestiona 900.000 millones de 90 millones de clientes repartidos en 10 países. Cuando comenzó la crisis era el séptimo banco del mundo por beneficios. Ahora es el tercero, después de dos chinos.

En su discurso, el presidente del Santander destacó las provisiones adelantadas y la fortaleza de capital. El core capital, el de máxima calidad frente a los riesgos, ha subido hasta el 8,6%, ligeramente por delante del BBVA.

Para ser fuerte, el Santander se vio obligado a ampliar el capital en un 32% en noviembre de 2008. Por eso, aunque ha aumentado un 2% la cantidad para repartir en dividendos, cada acción recibirá 0,60 euros, un 7,8% menos que en 2008. Esa ampliación también ha afectado al beneficio por acción, que cae un 14,5%.

Las enormes plusvalías obtenidas durante el ejercicio se han destinado a provisiones ante la dificultad del ejercicio actual y sobre todo, del ciclo inmobiliario en España. El reto del grupo ahora es convencer a los mercados internacionales de que realmente con los 18.500 millones de fondos para insolvencias será capaz de hacer frente a la morosidad para 2010 y 2011, como dice Botín.

La entrada de activos en morosidad ha sido tan importante, un 71% de incremento, que la cobertura sobre los créditos impagados cae desde el 91% al 75% pese a las enormes provisiones. No obstante, esta tasa de cobertura es la más alta de entre las grandes entidades europeas. La filial de créditos al consumo es la que tiene la morosidad más alta del grupo, el 5,39%, seguida de Sovereign, 5,35% y de Brasil, el 5,27%. La red del Santander en España ha subido dos puntos, hasta el 4,36%.

Botín negó rotundamente que hiciera falta ayuda del Gobierno para hacer frente al crédito promotor, como dijo el presidente de la Asociación Hipotecaria, ex empleado del banco. Según el vicepresidente, Alfredo Sáenz, los créditos del grupo a la actividad inmobiliaria se elevan a 31.600 millones, de los que 14.600 millones corresponden a préstamos promotor, mientras que el resto se reparten entre créditos al sector turístico, a centros comerciales, compañías de seguros y desarrollos de corporaciones públicas. En el crédito promotor, la morosidad del Santander es del 8%, con una cobertura de morosidad del 61%.

Botín devolvió las recientes descalificaciones de Francisco González, presidente del BBVA. "Hemos realizado compras rentables gracias a nuestra fortaleza y a que estábamos muy bien preparados para ello. Otros bancos estaban ocupados en solucionar sus graves problemas o esperando a que les llegasen las oportunidades en bandeja".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de febrero de 2010