Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cultura invertirá 20 millones en el teleférico al Gaiás

La Xunta instalará fuera del casco histórico la base del transporte

A la Cidade da Cultura, en el compostelano monte Gaiás, se podrá subir en teleférico. Al empeño del Ayuntamiento y el Consorcio de Santiago con el proyecto se suma ahora la "especial ilusión" que le hace la idea al conselleiro de Cultura, Roberto Varela. El compromiso de la Xunta se materializará en una inversión global que ronda los 20 millones de euros. El montante es todavía una estimación, ya que está sin finalizar la redacción del proyecto. Cultura piensa ya en dar la concesión del transporte a una empresa para poder "rentabilizar" el teleférico, aunque está por decidir también la modalidad de contratación y el trayecto. Este año, los presupuestos de la Xunta recogen ya un desembolso de nueve millones de euros para comenzar con la primera fase.

El proyecto de construcción de un teleférico a la Cidade da Cultura es "muy importante" para la Xunta porque "puede garantizar" el acceso al monte Gaiás. El alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, siempre insiste en que ayudará a salvar los desniveles, el río Sar e infraestructuras como el periférico y la vía del futuro AVE. Por ahora, esta opción es la única alternativa para mejorar los accesos, ya que ni Xunta ni Ayuntamiento han anunciado mejoras para facilitar el acceso por carretera o en transporte urbano, aunque Cultura explica que están trabajando con Santiago en el tema de la accesibilidad.

El teleférico, tal y como lo presentó el Ayuntamiento, contará con dos líneas, una desde la estación de tren, futura intermodal, y otra desde la plaza del Matadero, en el borde de la ciudad vieja. Sin embargo, la Consellería de Cultura trabaja con un recorrido que se inicie desde Belvís y que, por lo tanto, "no entra en el casco histórico de Santiago". "Si podemos entrar o no es una cosa que deberemos decidir después", asegura Varela. Desde hace dos años, cuando el proyecto comenzó a hacerse público, sobre el teleférico pende un informe del Incomos, el organismo asesor de la Unesco en asuntos de patrimonio, que advertía de que su construcción podría vulnerar la declaración de patrimonio de la humanidad. El Ayuntamiento defiende que el proyecto es totalmente reversible.

La consellería trabaja también en impulsar las visitas a la Cidade da Cultura. La Xunta comenzará ya en enero a doblarlas, para multiplicarlas por seis a partir del mes de mayo. Aunque Varela es consciente de que "mientras sigan las obras no se puede abrir a todo el mundo", el Gaiás pasará de recibir la visita de 60 o 70 personas cada fin de semana a unas 400, que incluirán a grupos de profesionales y visitas institucionales además del público en general.

La Consellería de Cultura pretende así que la gente "se vaya familiarizando" con el proyecto, que pronto ofrecerá más posibilidades: en poco tiempo estará lista una exposición que trata sobre el mismo complejo del Gaiás y en verano aprovecharán la altura del monte para lanzar Atardeceres na Cidade da Cultura, que tendrá las visitas restringidas.

Las obras continúan y este otoño se abrirá la biblioteca, mientras que no será hasta el próximo año cuando se inaugure el museo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 31 de enero de 2010