La operación de rescate de los turistas en Machu Picchu se internacionaliza

Perú permite la ayuda de helicópteros de EE UU y aviones de Chile y Argentina

Tras varios días de intensas lluvias, ayer escampó para los más de mil turistas que permanecían bloqueados en Machu Picchu, ya que la evacuación por vía aérea pudo acelerarse. Seis helicópteros proporcionados por la Embajada de Estados Unidos se unieron a los siete peruanos para trasladarlos desde primera hora de la mañana del pueblo de Aguas Calientes, al pie de la ciudadela inca, hasta la ciudad de Cuzco. Para facilitar la repatriación de sus ciudadanos, la Fuerza Aérea de Chile envió un avión militar, y la de Argentina comunicó que en las próximas horas llegarán dos aeronaves con el mismo propósito.

El puente aéreo -se realizaron 93 vuelos durante 11 horas, gracias a la mejora de las condiciones meteorológicas- permitió evacuar ayer a 1.402 turistas bloqueados desde hace cuatro días en la zona. Aunque las operaciones de rescate continúan, todavía hay unos 800 visitantes atrapados entre la ciudadela y el Camino del Inca, un sendero que conduce a las ruinas.

De los 31 españoles atrapados, al menos una docena ya han sido evacuados

La situación en Aguas Calientes se ha calmado, luego de que se restableciera la electricidad y las comunicaciones por teléfono en Internet. Sin embargo, el cauce de un río cercano ha continuado creciendo y ha comenzado a erosionar las estructuras de algunos edificios, entre ellos varios hoteles, según informó ayer el diario El Comercio.

El Gobierno ha asegurado el envío de alimentos y garantizado que la evacuación se está realizando de manera gratuita y siguiendo el orden de prioridad establecido para casos de emergencia. No obstante, una fuente del Ministerio de Turismo ha reconocido que han detectado que un helicóptero privado pretendía cobrar dinero a los turistas para sacarlos de la zona. Algunas legaciones extranjeras, como las de Chile y Estados Unidos, han colaborado enviando víveres y mantas. "Están llegando provisiones, quizás no las suficientes, pero se está haciendo un gran esfuerzo", manifestó el embajador de EE UU, Michael McKinley, quien desde Cuzco aseguró que la evacuación se está haciendo "con seriedad y profesionalismo". "Los turistas se han organizado, juegan un papel importante en las deliberaciones sobre cómo realizar las evacuaciones. Se ha calmado bastante la situación, aunque eso no quiere decir que no siga siendo seria la cosa y se deje de trabajar fuerte", agregó. Medio centenar de turistas se sumaron ayer a la tarea de construir un muro para contener el avance del río Urubamba.

La situación también ha mejorado para los 31 turistas españoles que permanecen atrapados. Ya habían sido evacuados 12 de ellos y los otros estaban a la espera de salir de Aguas Calientes entre anoche y hoy. "La gente está más tranquila. Ahora estamos en la cola para que nos identifiquen y podamos salir", comentó ayer por teléfono Marta Roca Alonso, madrileña de 32 años.

Hasta la zona se desplazó ayer el vicecónsul español junto con otros funcionarios y personal europeo, según informó el cónsul general en Lima, Javier García de Viedma. El diplomático insistió en que desde el primer día ha contactado con todas las personas afectadas y con sus familiares, "si bien no siempre ha sido posible lograr respuestas al otro lado de la línea". Y añadió: "Estamos contactando también con los hoteles y las líneas aéreas para que faciliten las cosas a los afectados. Algunos españoles con los que hemos hablado también nos han dicho que sus agencias de viajes los están atendiendo bien".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 29 de enero de 2010.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50