Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las salpicaduras de El Bigotes

Álvaro Pérez, El Bigotes, también acompañó a Antonio Clemente, hoy secretario general del PP valenciano en sustitución del defenestrado Ricardo Costa, a comprarse el coche. El responsable de Orange Market en Valencia no dejó pasar ninguna oportunidad para ganarse la confianza de los cargos valencianos hasta el estallido del caso Gürtel. En mayo de 2008, Pérez supo que Clemente, entonces portavoz adjunto del PP en las Cortes valencianas, buscaba cambiar su viejo Saab por un Jaguar. El Bigotes se ofreció a intermediar en la compra del nuevo vehículo de Clemente. La gestión ofreció un resultado más bien magro, ya que sobre un precio de venta del vehículo de 61.000 euros, Clemente sólo logró 3.000 euros de descuento. Eso y verse ahora salpicado por la sombra de Álvaro Pérez.

El actual número dos del PP valenciano facilitó ayer toda la documentación relacionada con la compra y recalcó que nunca mantuvo conversación alguna que pudiese implicar "irregularidad alguna o conducta impropia" en su función pública. La mediación de Álvaro Pérez en la compra del coche la desveló ayer El Mundo que, aunque no reproduce ningún entrecomillado, afirma que la conversación entre El Bigotes y Clemente figura en una grabación policial del caso Gürtel. Génova exigió al Ministerio del Interior y a la Fiscalía General del Estado que confirme si existe la grabación, ya que si la hay se habría realizado ilegalmente dado que tuvo lugar antes de que se iniciasen las diligencias del juez Baltasar Garzón.

Socialistas y EU-IU anunciaron que exigirán explicaciones al PP y a Clemente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de enero de 2010