Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guipúzcoa dará voz en su Cámara a familiares de jóvenes de Segi

Los últimos etarras detenidos tenían drogas junto al material para bombas

Familiares de los jóvenes de la organización juvenil ilegalizada Segi detenidos por integración o colaboración terrorista serán convocados por las Juntas Generales (Parlamento provincial) de Guipúzcoa para que expliquen las denuncias de "torturas psicológicas" y "malos tratos" que sufrieron durante la operación policial llevada a cabo el pasado 24 de noviembre en diferentes localidades vascas. La propuesta para invitarles a comparecer partió de Aralar y fue apoyada por el resto de formaciones nacionalistas (el PNV y Hamaikabat). Votaron en contra, el PP y el PSE-EE, cuyos representantes aseguraron que no estarán presentes cuando acudan los familiares de los jóvenes de Segi.

"Es importante que estas personas sean escuchadas, para profundizar en la democracia y los derechos humanos", afirmó Rebeka Ubera, portavoz de Aralar, para justificar su iniciativa. El PNV la secundó, según Asier Aranbarri, porque es costumbre de este partido dar voz a todos los colectivos interesados en explicar sus problemas.

Manuel Michelena, del PP, recordó que Segi es "una organización creada y dirigida por ETA", una "cantera de terroristas", por lo que su presencia en la Cámara es "una burla a los demócratas". El portavoz socialista, Julio Astudillo, preguntó a Ubera "qué pruebas tiene de que estos familiares han sufrido torturas psicológicas y físicas". Y añadió que en un Estado de derecho no se pueden presentar denuncias sobre presuntas torturas "sin pruebas".

Por otra parte, el Gobierno vasco informó ayer de que el comando de legales de ETA desarticulado el pasado martes por la Ertzaintza tenía en su poder materiales para preparar bombas lapa y dos armas de fuego, además de dos bolsas de marihuana, otras bolsas que supuestamente contienen estupefaciente y material para el narcotráfico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de enero de 2010