Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos muertos en los choques entre chavistas y opositores en Venezuela

Las protestas por el cierre de emisoras y los cortes de luz acaban en batalla campal

Dos estudiantes murieron en la ciudad andina de Mérida (Venezuela) entre la noche del lunes y la madrugada de ayer en medio de las manifestaciones contra el segundo cierre del canal Radio Caracas Televisión Internacional (RCTVI) y el racionamiento de electricidad. Ambos murieron tras ser disparados por francotiradores, según la versión del Gobierno venezolano, cuestionada por los vecinos y los compañeros de los fallecidos.

A las siete de la tarde del lunes, Yosinio Carrillo Torres, de 16 años, fue alcanzado por un disparo en el pecho cuando supuestas bandas parapoliciales que operan en el Estado de Mérida atacaron una protesta de vecinos que se quejaban por el cierre de RCTVI y por las restricciones en el servicio eléctrico. A la medianoche murió en circunstancias similares el estudiante universitario Marcos Rosales, dirigente juvenil del partido opositor Un Nuevo Tiempo: protestaba con cacerolas en una zona residencial de la ciudad, cuando recibió tres disparos. Otras cinco personas resultaron heridas de bala, una de ellas de gravedad.

La segunda salida del aire del canal RCTVI, que ya perdió su señal en abierto en mayo de 2007 y que ahora fue suspendida de los servicios por suscripción, sólo fue la gota que rebasó el vaso para los merideños. Los estudiantes, las amas de casa, los profesionales que el lunes salieron a las calles con silbatos y cacerolas también protestaban por los cortes de electricidad, de nueve horas cada día, en tandas de dos horas; y por la inseguridad ciudadana, que ha cobrado más de 12.000 vidas en toda Venezuela durante 2009.

"La policía se vio rebasada por el estallido social", informa desde Mérida el periodista Euro Lobo, de la cadena de noticias Globovisión. Según su versión, desde hace dos años opera en el Estado una banda parapolicial, "Los Tupamaros", que se encarga de amedrentar las protestas estudiantiles y civiles. "El lunes, la policía se replegó cuando salieron a la calle estas bandas, disparando sus armas de fuego y quemando coches", cuenta Lobo. En cambio, la versión del Ministro de Educación, Héctor Navarro, es que los disparos provinieron de francotiradores pagados por la oposición.Las protestas de Mérida avivaron las de otras ciudades del país, en especial Caracas y Barcelona, donde los enfrentamientos comenzaron en la medianoche del sábado con la salida del aire de RCTVI.

[Por otra parte, la madrugada del martes se conoció la dimisión del presidente del Banco Central de Venezuela, Eugenio Vázquez Orellana, alegando problemas de salud, aunque los críticos de Chávez apuntan como causa diferencias sustanciales con el nuevo ministro de Economía, Jorge Giordani, informa Europa Press. La renuncia se suma a las presentadas horas antes por el vicepresidente y ministro de Defensa, Ramón Carrizález, y por su esposa y ministra de Medio Ambiente, Yubirí Ortega, por motivos personales].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de enero de 2010