Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los fiscales progresistas, irritados ante la reforma del proceso penal

La Unión Progresista de Fiscales (UPF) ha expresado al ministro de Justicia, Francisco Caamaño, su "franca desazón, cuando no abierta irritación", ante la "escasa atención" prestada al ministerio fiscal en el plan estratégico para la modernización de la justicia, y por la "indefinición" de la reforma en "la eventual atribución al fiscal de la dirección del procedimiento previo al juicio penal".

En una carta del presidente de la UPF, Emilio Sánchez Ulled, a la que ha tenido acceso este periódico, los fiscales también se quejan al ministro de la posible ruptura de su equiparación con la carrera judicial, "en particular en materia retributiva".

Consideran "alarmante" la estrategia de "burocratización y degradación institucional del ministerio público" y creen que la cuestión retributiva puede ser el "detonante que incendie el descontento latente". Opuestos a la huelga salvo para cuestiones que afecten a los ciudadanos, se plantean cómo expresar su protesta ante una "seria lesión" al ministerio fiscal, garante de los derechos de los ciudadanos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de enero de 2010