Crónica:EL NIÑO Y EL BOMBERO | Catástrofe en HaitíCrónica
i

Un pequeño de dos años vive gracias a un equipo español

Entre las noticias de muerte y destrucción que llegan sin parar desde Haití, la del pequeño Redjeson Hausteen Claude es una de las pocas que encienden la esperanza. El niño, de dos años, fue rescatado ayer con vida de entre las ruinas de un edificio derruido en Puerto Príncipe. Salió del infierno de escombros de la mano de uno de los bomberos españoles que se han sumado a las operaciones de emergencia en el país caribeño.

Después de dos días de espera, la primera luz que Redjeson vio fue la de los cascos de los profesionales españoles que habían trabajado durante horas para intentar encontrar supervivientes del peor terremoto de Haití. Las fotos del pequeño en los brazos de los bomberos españoles dieron ayer la vuelta al mundo. Los profesionales que aparecen en las imágenes son Félix del Amo y Óscar Vega, del Parque de Bomberos de Tordesillas (Valladolid). En el equipo que realizó el rescate en la madrugada de ayer (hora española) se encuentran efectivos del Grupo de Rescate de la Consejería de Interior y Justicia de la Junta de Castilla y León y del Grupo de Emergencias y Respuesta de la Comunidad de Madrid. A la 1.56 (hora española) los bomberos emitieron un comunicado en el que confirmaban el rescate del niño en la zona sur de la capital haitiana. Posteriormente el equipo se ha desplazado más al sur, hacia el núcleo más afectado por seísmo.

Más información

En su primer día de trabajo, los bomberos han intervenido también en un supermercado de la capital y han conseguido liberar a otras cuatro personas, según fuentes de la Junta de Castilla y León. El equipo se encuentra instalado en las inmediaciones del aeropuerto de Puerto Príncipe, en un campamento organizado por la Agencia Española de Cooperación Internacional.

Una niña camina en mitad de un cordón de seguridad de los soldados estadounidenses en una calle de Puerto Príncipe.
Una niña camina en mitad de un cordón de seguridad de los soldados estadounidenses en una calle de Puerto Príncipe.AP
Óscar Vega Carrera, bombero leonés afincado en Valladolid, rescató anoche de los escombros de su casa en Puerto Príncipe, a Redjeson Hausteen Claude, un niño haitiano de dos años que estaba sepultado desde el terremoto del pasado martes. Reginald, padre del pequeño, fue testigo de la escena. Vega es uno de los seis bomberos del Grupo de Rescate de la Junta de Castilla y León desplazados a Haití.
Óscar Vega Carrera, bombero leonés afincado en Valladolid, rescató anoche de los escombros de su casa en Puerto Príncipe, a Redjeson Hausteen Claude, un niño haitiano de dos años que estaba sepultado desde el terremoto del pasado martes. Reginald, padre del pequeño, fue testigo de la escena. Vega es uno de los seis bomberos del Grupo de Rescate de la Junta de Castilla y León desplazados a Haití.AP

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 16 de enero de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50