Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ETA trasladaba a Portugal un taller para fabricar bombas y un cañón

La Guardia Civil busca a un tercer etarra por el alquiler de la furgoneta

ETA estaba trasladando a Portugal un taller para fabricar bombas de todo tipo e incluso un cañón grosni. El material guardado en la furgoneta descubierta en Zamora es prácticamente idéntico al hallado el Cahors (Francia) en julio de 2007 y al localizado en un zulo el pasado verano junto a la frontera francesa. A falta del explosivo (sólo llevaban diez kilos de pentrita), la impedimenta incautada a Garikoitz García Arrieta e Iratxe Yáñez Ortiz de Barrón hubiera permitido a ETA instalar una base logística en la frontera lusa desde la que atacar España.

Los terroristas detenidos en la madrugada del domingo en Portugal tras interceptarse la furgoneta en Bermillo de Sayago (Zamora) portaban sensores de movimiento para bombas lapa (30), temporizadores para coches bomba (25), bombonas de gas vacías para rellenarlas de explosivo (dos) y "una bombona seccionada en su parte superior conformando un cañón de 30 centímetros de diámetro", lo que ETA llama un cañón grosni para lanzar bombonas rellenas de explosivo.

Garikoitz García e Iratxe Yáñez fueron ingresados anoche preventivamente en una prisión lusa tras ser interrogados durante toda la tarde en el Tribunal Central de Instrucción Criminal, en Lisboa, por el juez Carlos Alexandre por los delitos cometidos en territorio portugués: desobediencia a la autoridad, robo y falsificación de identidad. El abogado de los etarras, José Galamba, se reunió antes con sus clientes durante hora y media. En una conversación con periodistas, aseguró que García presentaba señales en la cara de haber sido maltratado.

El letrado dijo que el juez sólo dirimiría sobre la legalidad de la detención y de la aplicación de medidas de coacción, y que la eventual entrega de los detenidos a España iba por otra vía. La decisión de entregar o no a España a los dos etarras corresponde al tribunal de Relación de Lisboa, de segunda instancia. Fuentes judiciales portuguesas aseguran que el proceso de extradición se puede demorar varios días.

Galamba defendió hace 10 años al etarra José Luis Telletxea, detenido en Sintra en 1996, cuya extradición a España fue negada por Portugal. Ahora ha sido contactado por la abogada Edurne Iriondo para defender a los detenidos. Antes de comenzar el interrogatorio acudió al tribunal el director de la Unidad Nacional Contra Terrorismo de la Policía Judicial, Luis Neves, cuerpo que se hizo cargo de los dos militantes de ETA tras su detención por la Guardia Nacional Republicana (GNR). Tras siete horas de interrogatorio, el juez ordenó el ingreso en prisión preventiva de Iratxe García y Garikoitz.

La Guardia Civil busca ahora para cerrar el golpe al intento de montar una base en Portugal a Luis Cengotitabengoa Fernández, posiblemente implicado en el alquiler en Francia de la furgoneta cargada de material. Este golpe ha vuelto a poner en evidencia la fragilidad etarra, como también la detención en Francia de Eider Uruburu Zabaleta e Iñaki Iribarren Galbete cuando iban a recoger dinero a un zulo que llevaba meses vigilado por la Guardia Civil. Ambos viajaban con una tienda de campaña raída y ropa muy usada y desgastada, motivo por el que necesitaban los 2.000 euros del zulo de Clermont Ferrand.

Un arsenal a Portugal

- Armas. Un fusil con mira telescópica, un revólver, una pistola y 650 balas.

- Explosivo. 10 kilos de pentrita.

- Material coches bomba. 25 temporizadores, 50 relojes eléctricos, 200 circuitos de temporización, 400 leds...

- Bombas lapa. 30 sensores antimovimiento, 10 ampollas de nitrato de plata.

- Cañón. Una bombona recortada con boca de 30 centímetros de diámetro y dos vacías de 84 litros de capacidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de enero de 2010

Más información