Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ETA escondía 500 kilos de explosivos en la base de Portugal descubierta hoy

Hallada una casa rural en Obidos con material explosivo.- Una furgoneta localizada el 1 de febrero con detonadores puso en alerta a las Fuerzas de Seguridad.- Identificadas las dos personas que huyeron del vehículo

La casa rural que ETA utilizaba como base en Portugal, y que ha sido descubierta este viernes por las Fuerzas de Seguridad portuguesas, escondía 500 kilos de explosivo, según han informado fuentes de la Guarda Nacional Republicana. En el chalet, ubicado en Obidos (Caldas de Rainha), una localidad al norte de Lisboa, había además armas de fuego y abundantes componentes para fabricar bombas. A la llegada de los agentes, la vivienda se encontraba abandonada.

Una furgoneta localizada el 1 de febrero con detonadores puso en alerta a las Fuerzas de Seguridad y permitió llegar hasta esta casa. Sin embargo, mientras se desarrollaba la búsqueda de la vivienda, la propietaria fue quien avisó a la Guarda Nacional Republicana tras desaparecer los inquilinos a quienes se la había alquilado.

El vehículo tenía placas falsas y llamó la atención de los agentes que en un primer momento creyeron que podría pertenecer a contrabandistas. Desde entonces, se busca a dos personas que supuestamente ocuparon la vivienda y que huyeron de la furgoneta. Dichas personas han sido identificadas como Andoni Zengotiabengoa Fernández y Oier Gómez Mielgo y se sospecha que son los dos presuntos miembros de ETA que habrían ocupado la vivienda localizada hoy.

Los investigadores trabajan con la hipótesis de que estos dos terroristas abandonaran la vivienda el pasado lunes, después de que fueran sorprendidos por un control de carretera mientras viajaban en una furgoneta con matrículas "dobladas". Antes de ser detectados por los agentes, los dos etarras abandonaron el vehículo, que fue hallado después por la Policía portuguesa en las inmediaciones del control de carretera, con dos detonadores en su interior.

Las investigaciones se centran también en un coche que ha sido visto en Obidos y cuya matrícula se conoce.

La operación se ha producido un mes después de las detenciones de Garikoitz García Arrieta e Iratxe Yañez Ortíz de Barrón, que transportaban una furgoneta con un taller para fabricar bombas y fueron interceptados en Bermillo de Sayago (Zamora). A partir de estos arrestos se confirmó que la organización terrorista pretendía instalarse en Portugal, pero con el hallazgo de hoy se constata que ya tenían preparada la base.

Tras las detenciones, el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró que era razonable pensar que ETA estuviera creando una infraestructura en Portugal por la presión cada vez mayor a la que está sometida en Francia.

El material encontrado en la furgoneta de Zamora era casi igual que el hallado en Cahors en julio de 2007 y al localizado el pasado verano cuando se desarticuló una red de zulos en Francia.

Interior volvió a alertar ayer del riesgo de que ETA puede estar preparando una acción de envergadura, después de que el pasado diciembre Rubalcaba lanzara ya esta advertencia.