Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un Tribunal de París condena a Josu Ternera a cinco años de cárcel

El Tribunal Correccional de París condenó ayer al huido dirigente de ETA José Antonio Urrutikoetxea, Josu Ternera, a cinco años de prisión, y a su hijo Egoitz a cuatro años, por pertenencia a asociación de malhechores. Los dos fueron juzgados y condenados en rebeldía, al encontrarse en paradero desconocido desde hace siete años.

La acusación había solicitado siete años de cárcel para el veterano dirigente etarra por delitos cometidos entre 2002 y 2005, y cuatro años para su hijo por hechos que se remontan a 2005. La sentencia también recoge la petición de la representante del Ministerio Público en torno a la expulsión definitiva de Francia de Josu Ternera una vez haya concluido el cumplimiento de su condena, así como al mantenimiento de la orden de arresto europea.

Respecto a su hijo, se mantiene la orden de arresto europea contra él, pero no se ha contemplado su expulsión de Francia porque tiene la nacionalidad francesa.

Durante el juicio, celebrado el pasado 19 de noviembre, la fiscal Catherine Sorita-Minard subrayó que se considera probado que Ternera participó en "actividades en beneficio de ETA" entre 2002 y 2005 y mantuvo contactos con los que entonces dirigían la banda. Sus huellas se hallaron en apartamentos clandestinos utilizados por activistas y responsables de la organización terrorista, así como en diversa documentación de carácter político sobre ETA.

Josu Ternera permanece en paradero desconocido desde hace siete años, periodo durante el cual no ha dejado de especularse sobre sus supuestos problemas de salud o su posible retorno a la dirección de la banda terrorista.

Basagoiti, contra Otegi

Por otra parte, el presidente del PP en el País Vasco, Antonio Basagoiti, afirmó que Euskadi tendrá "un problema menos" si los presos de ETA se ponen en huelga de hambre, "con Otegi el primero", y llegan "hasta el final". Además, destacó que ETA quiere forzar al Gobierno a una negociación y, por eso, "pone" al ex portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, "con cara de bueno, en plan negociador". Basagoiti afirmó que para conseguir el final de ETA es necesario que "no esté en las próximas elecciones municipales", y pidió que "nadie le eche una mano, por muy desesperados que estén, como son los señores de EA".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de enero de 2010