La iniciativa popular sobre pisos sociales lleva año y medio atascada en el Parlament

La ILP, apoyada por 55.000 firmas, topa con la oposición del tripartito

El Parlament votó el mes pasado la posibilidad de prohibir o no las corridas de toros gracias a una iniciativa legislativa popular (ILP) presentada por las asociaciones protectoras de animales con el apoyo de 180.000 firmas. Pero, mientras los diputados discutían sobre los toros, continúa en un cajón otra ILP, ésta con 55.000 rúbricas y validada en junio de 2008, impulsada por el grupo Avalot-Joves de la UGT en favor de ampliar las medidas que garanticen el acceso y el derecho a la vivienda. Chakir el Homrani, portavoz del colectivo, acaba de enviar una carta a los portavoces de los grupos parlamentarios del PSC, ERC e ICV-EUiA, partidos que dan apoyo al Gobierno, para que, pese a que se oponen a la ILP, lleven el asunto al Pleno de la Cámara legislativa catalana.

La propuesta quiere subir al 65% la reserva de suelo para vivienda pública

"Claro que estamos muy decepcionados. Ha faltado voluntad política. Lo que peor me sabe es que cuando la gente nos daba su apoyo en la Universidad o en conciertos, nos decía: 'Firmo pero no servirá de nada", lamenta El Homrani. Los promotores de la campaña Per un habitatge digne consideran que el Pacto Nacional por la Vivienda, de 2007, es muy poco ambicioso y proponen en su ILP tres medidas: que los planes urbanísticos aumenten al 65% la reserva de suelo destinado a vivienda pública y que de ésta, el 70% sea de alquiler. Y, además, que se destine el 7% de los Presupuestos de la Generalitat a pisos públicos.

El Pacto Nacional por la Vivienda no considera reserva de suelo para vivienda protegida, aunque la Ley del Suelo lo fija en el 40%. El acuerdo establece que el 40% de los pisos de las promociones sean para arrendar.

Los socios del Gobierno tripartito presentaron una enmienda a la totalidad de la ILP en julio de 2008 para que no se tramite porque creen que ya están profundizando en las políticas públicas de vivienda. Durante este año y medio, los impulsores de la ILP han mantenido una decena de reuniones con los diputados del tripartito responsables de vivienda sin apenas éxito.

"Se nos comunicó la intención de alcanzar un acuerdo respecto a la ILP y no dudamos en sentarnos a negociar para impedir que el trabajo no diera frutos como pasa con la mayoría de las ILP llevadas al Parlament", explica El Homrani, que lamenta que las conversaciones hayan vuelto al punto de retorno: los partidos les han vuelto a proponer una resolución de apoyo a la ILP a cambio de que la retiren.

"Buena parte de sus reivindicaciones están incluidas en el Pacto Nacional por la Vivienda. Hay que respetar y legitimar esas 55.000 firmas, pero el Gobierno ha hecho áreas residenciales estratégicas (ARES) con 90.000 viviendas nuevas, de las que 45.000 son protegidas", afirman fuentes socialistas. ICV-EUiA evitó pronunciarse sobre el asunto. Pero el grupo Avalot quiere que su ILP se discuta en el pleno del Parlament y que el tripartito sea vea obligado a votar.

El debate sobre si deben seguir o no las corridas de toros está reciente y El Homrani ha enviado una carta a los portavoces parlamentarios de los grupos del tripartito en la que les pide que igual que sucedió con las corridas de toros, den libertad de voto a los diputados y que éste sea secreto para que los diputados que apoyan la ILP lo hagan libremente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 05 de enero de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50