Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Los colores del mar

Un submarinista y un biólogo publican en una obra didáctica las imágenes de 13 años de investigación en el fondo marino de la costa de O Grove

Con una cámara fotográfica, un equipo de buceo convencional y mucha paciencia, un biólogo y un submarinista gallegos han fundido sus experiencias en lo que, aseguran, es la primera publicación sobre el mundo marino con fines didácticos que se edita en Galicia. En ella se recogen fotogramas de gran interés científico sobre situaciones y comportamientos de las distintas especies que habitan en las profundidades del mar de la península de O Grove, la mayor parte inéditas.

La obra titulada La vida bajo la quilla. Fauna y flora marina de las Rías Baixas, recoge más de 350 fotografías, captadas por el submarinista Rafael Sanmartín y que han sido documentadas por el biólogo y naturalista José Luis Escalante. Además de servir como medio de divulgación de los extraordinarios valores medioambientales del entorno marino, con esta publicación, sus autores también pretenden hacer una llamada de atención sobre la riqueza del Parque Nacional Illas Atlánticas en estos tiempos de cambio climático.

Las fotos muestran la vida íntima de dos hermafroditas: la vieira y la ostra

La exuberancia de las Rías Baixas hace más difícil investigar a las especies

En quince capítulos se relacionan las principales familias de especies que habitan estas latitudes. Desde las esponjas, los gusanos, pasando por los moluscos, crustáceos o equinodermos hasta las ascidias y los peces. "Se trata de una obra que puede resultar de gran atractivo para muy diversos tipos de públicos", explican los autores del libro. "Desde los aficionados a la biología marina, a quienes descubrirá un buen número de datos e imágenes inéditas, hasta aquellos otros que se interesen por descubrir ahora las riquezas naturales y la belleza que atesoran los fondos marinos que nos rodean", comenta José Luis Escalante que tiene a sus espaldas varias expediciones científicas a otros continentes.

Pero la obra también resultará de indudable interés para escolares y profesores, debido a su innegable afán divulgativo y a su rigor científico. Desde la playa de Area Grande, donde se encuentran los restos arqueológicos de lo que fue una gran villa romana del siglo VI, hasta los límites de la ría de Pontevedra, en la playa de A Lanzada, Sanmartín y Escalante muestran la "gran sopa de vida" que existe a ocho metros de profundidad, en una de las zonas de mar batido más ricas en plancton de las Rías Baixas.

Esta suculenta despensa marina se forma por el efecto de abonado que producen las corrientes ascendentes al arrastrar hacia la superficie los nutrientes minerales depositados en el fondo de la plataforma continental y que son imprescindibles para el desarrollo de micro algas, primer eslabón de la cadena alimentaria.

Precisamente la abundancia de alimentos de estos fondos marinos puede resultar un obstáculo para investigar las secuencias de vida de algunos de sus pobladores. La cantidad de vida microscópica y la exuberante fauna se apelotonan enmarañadas difuminando el campo de visión por la escasez de luz. De ahí el tiempo empleado y las dificultades que ha tenido el fotógrafo submarinista para captar en su hábitat natural algunas especies.

En trece años de continuas inmersiones, la cámara de Rafael Sanmartín ha podido fotografiar con detalle al escurridizo Samartiño o el camuflaje de El Sastre, los comportamientos caníbales del Come difuntos, la vida íntima de la vieira y la ostra (ambas especies hermafroditas) o al camarón, el mayor depredador de estas profundidades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de diciembre de 2009