Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El partido clave en Baleares se hunde

Unió Mallorquina, la formación que decide gobiernos, se quiebra por la corrupción

"Llegará un momento en que nadie podrá ser presidente de Unió Mallorquina (UM)". Antoni Pascual, un veterano hombre ancla del partido, consejero de Carreteras de Mallorca y empresario de gasolineras, expuso ayer en voz alta la sensación de zozobra que se vive en esta minoría políticamente determinante en Baleares.

El partido se encuentra asediado por investigaciones por supuesta corrupción. UM, con 28.178 sufragios entre 700.000 electores -un 6,9%-, mandó en 2007 a la oposición a un PP que había obtenido el 47% de los votos, y dio al PSOE presidencias de Baleares, Mallorca y Palma.

La presidencia del socialista Francesc Antich se alza sobre un pacto con hasta ocho formaciones de izquierdas y nacionalistas de las islas. El PP ha gozado durante casi 20 años del apoyo de UM.

UM forma parte del grupo de ocho partidos que gobierna las islas

El último presidente de UM acaba de dimitir tras serle retirado el pasaporte

Unió Mallorquina, en esta legislatura -la época en la que ha tenido máxima relevancia desde su fundación, en 1983- ha tenido tres presidentes. El último, Miquel Àngel Flaquer, abandonó el martes después de que un juez le retirase cautelarmente el pasaporte en una de las dos causas en las que está siendo investigado. "Esta persona está imputada pero está convencida que está 'limpia", anotó Pascual, también denunciado por la fiscalía en un caso en el que fue detenido e imputado su director general en el Consell de Mallorca, Gonzalo Aguiar, por supuesta malversación en la adjudicación del negocio de vía Palma-Manacor.

Cuando UM y el PP vivieron su última alianza en Baleares y en Mallorca, entre 2003-2007, el ex líder del PP Jaume Matas les cedió, a través del Consell mallorquín, la hegemonía en el control de una obra: la carretera de peaje "a la sombra" Palma-Manacor. Una de las empresas de la UTE ganadora fue Melchor Mascaró, en la que Gonzalo Aguiar fue máximo ejecutivo hasta ser fichado para UM y el Consell.

La presidencia del Consell de Mallorca, en manos de Francina Armengol, del PSOE, no ha destituido a Aguiar ni a Pascual. La estabilidad de todas las grandes instituciones baleares depende del apoyo de UM y en todas las instancias hay cargos incursos causas judiciales.

Una vez aprobados los presupuestos de 2010 para Baleares y Palma, el presidente Francesc Antich y la alcaldesa, Aina Calvo, esperan terminar su mandato en el cargo, con el apoyo de lo que queda de UM, aún sin nueva dirección.

"No somos el partido de la corrupción", aseguró Miquel Àngel Flaquer cuatro días antes de tener que dimitir.

Unió Mallorquina suma una decena de cargos imputados en seis sumarios judiciales por supuesta corrupción, y dos ex secretarios generales (Tomeu Vicens y Damià Nicolau) han sido condenados a penas de cárcel.

Vicens, ya ex diputado y ex militante, que se ha pasado media legislatura en los juzgados -aún está imputado en cuatro causas-, depositó ayer sendas fianzas de 100.000 euros en dos casos distintos para evitar ir a prisión.

Un personaje secundario, Alfredo Conde (ejecutivo de la televisión balear IB3), abonó 200.000 euros para eludir la prisión en el caso Maquillaje, de supuesto desvío de fondos a una trama de empresas relacionadas con personajes de UM.

Conde y su esposa son supuestos testaferros de la trama. En este caso están implicados la presidenta de honor e imagen de UM, Maria Antònia Munar, presidenta del Parlamento, imputada en dos sumarios; el citado plurimputado Vicens; el ex consejero de Turismo y concejal de Palma Miquel Nadal; el consejero de Medio Ambiente, Miquel Àngel Grimalt, y el ex director de la televisión del Consell Antoni Moragues, entre otros.

El pasado jueves, algunos funcionarios y ejecutivos de UM sollozaron mientras dimitía la primera figura de UM, el consejero por Mallorca Miquel Àngel Flaquer.

El anterior jefe de UM, Miquel Nadal, abandonó el liderazgo hace medio año y hace una semana renunció al cargo de consejero de Turismo, al quedar también sin pasaporte por orden del juez. Nadal no quiere dejar el escaño de edil del Ayuntamiento de Palma. Aspiró a ser alcalde y está muy incómodo con la alcaldesa del PSOE, Aina Calvo.

Flaquer, con su marcha, quiere delimitar el terreno de juego al resto de compañeros de la cúpula de Unió Mallorquina. Deja el cargo para asumir de manera ejemplar su flamante código ético y por la transparencia que firmaron UM, el PSOE y los partidos del Bloc (PSM-IU-Els Verds-Esquerra) con el fin de intentar despejar la nube polémica que cubre la vida política balear por la abundancia de cargos imputados. Tomeu Vicens se marchó agobiado por la condena de cárcel y el rechazo del resto de grupos. Sin embargo, Miquel Nadal, en el Ayuntamiento de Palma, es "un elemento no controlado", según cargos de UM.

UM surgió de una escisión de la UCD de Adolfo Suárez en 1983 y logró en las primeras autonómicas 47.277 votos (un 15,4% entre medio millón de votantes). Se estrenó dando el poder al PP y desplazó al PSOE. Unió Mallorquina ha repartido el juego político en Baleares y Mallorca. Esa bisagra, creada por empresarios y profesionales con despachos abiertos, se ha aliado con la izquierda en Mallorca desde 1995. En Baleares pactó en 1999 y en 2007.

Los principales implicados

- Tomeu Vicens. Ex secretario general de UM. Renunció a su acta de diputado hace seis días tras ser condenado a más de cuatro años de cárcel por el caso Informe plagiado (informe copiado de Internet por el que pagó 12.o2o euros). Está imputado en el caso Son Oms (recalificación de un polígono), en la Operación Maquillaje (desvío de fondos del Consell), en el caso can Domenge (venta a mitad de precio de un solar público) y en el caso Plan Territorial (supuesto tráfico de influencias).

- Damià Nicolau. Ex director de Aguas de Baleares y ex director del Territorio de Mallorca. Dejó la secretaría general en 2009 tras ser imputado. Condenado a dos años y tres meses de cárcel por el caso Informe plagiado.

- Miquel Nadal. Ex presidente de UM. Dimitió de consejero de Turismo pero sigue de edil en Palma y tiene la llave del Ayuntamiento. El juez le ha retirado el pasaporte tras ser imputado por los casos Maquillaje y can Domenge.

- Miquel Àngel Flaquer. Ex presidente de UM (dimitió el día 22), ex portavoz y ex consejero en Mallorca. Le fue retirado el pasaporte tras ser imputado en la Operación Maquillaje. El juez le implica también en el caso can Domenge.

- Maria Antònia Munar. Presidenta del Parlamento de Baleares, ex presidenta del Consell y ex presidenta de UM. Imputada en la Operación Maquillaje y en el caso can Domenge. El juez la ha citado a declarar el 22 de enero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de diciembre de 2009

Más información