Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Ertzaintza descarta relación entre los dos asaltos de Urduliz

Los delincuentes sabían que había dinero en el caserío

Los autores del asalto a un caserío de Urduliz, donde fue hallada muerta el lunes Felisa Ansoleaga, de 83 años y herido de gravedad su hermano Julio, de 71, no fueron los mismos que en el pasado mes robaron en esta misma vivienda, según se desprende de los primeros datos de la investigación abierta por la Ertzaintza. Por tanto, quedaría descartada, de momento, la participación de una banda de rumanos que ya fue detenida. Eso sí, no está confirmada que en esta ocasión los asaltantes sea de raza negra aunque es una de las hipótesis de trabajo.

Según los datos en poder de la Ertzaintza, los delincuentes conocían la existencia de dinero en el caserío asaltado. Al parecer la persona herida lo había comentado en algunas zonas de la localidad vizcaína a raíz de los pormenores del primer ataque sufrido el pasado verano. En cuanto a su estado, la principal preocupación radica en el estado de uno de sus brazos y del cráneo ya ha prestado las primeras declaraciones. Ahora, la Policía Científica toma huellas en las dependencias del caserío y el trabajo podría alargarse por las condiciones en las que se encuentra la vivienda.

Ayer, el Pleno del Ayuntamiento de Urduliz condenó el asalto y decretó tres días de luto oficial en el municipio, en los que las banderas ondearán a media asta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de diciembre de 2009