Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telemadrid compara la marcha por el empleo con las que organizaba Franco

Un programa de la cadena utiliza imágenes de las concentraciones de apoyo al dictador en la plaza de Oriente para informar sobre la manifestación sindical

"Turismo de manifestantes. Como en los viejos tiempos de la dictadura". Así definió un presentador de Telemadrid el sábado pasado la manifestación por el empleo que reunió en Madrid a decenas de miles de personas (57.000 personas, según los cálculos de este periódico). Unos segundos antes, en pantalla habían aparecido imágenes de las concentraciones de apoyo al dictador Francisco Franco en la plaza de Oriente. En los dos minutos que duró el reportaje, el programa Siete días, una especie de Informe semanal de la cadena autonómica que se emite los sábados, no mostró ninguna imagen real de la manifestación convocada por UGT y CC OO.

Justo después de un reportaje sobre el terrorismo de Al Qaeda, el presentador, José Antonio Ovies, introduce el siguiente tema: "Difíciles momentos. Como difícil está la economía en nuestro país, con el paro llegando a las puertas del 20%. Y es por ello que, por fin, los sindicatos se manifestaron esta mañana para hacer llegar la protesta de ciertos sectores de los trabajadores ante la situación que padecemos". Y añade: "Pero les voy a contar una historia muy relacionada con esto. Los sindicatos continúan siendo fieles escuderos del Gobierno de Rodríguez Zapatero. Pero, ¿se acuerdan ustedes de esto que van a ver?".

José Antonio Ovies definió la protesta como "turismo de manifestantes"

"Los sindicatos son fieles escuderos del Gobierno", dijo el presentador

"Es un insulto a la democracia", afirma José Ricardo Martínez, de UGT

"Así es la visión inconstitucional de Aguirre", dice Javier López, de CC OO

Aparecen entonces en pantalla imágenes de las arengas que Franco dirigía en la plaza de Oriente a las masas vociferantes. Por debajo se lee un título: "Manifestaciones con dieta". El presentador continúa: "Eran manifestaciones en apoyo del dictador Franco. A la gente, decían, la atraían de forma gratuita desde diversos puntos de la geografía y, además, con bocadillo incluido". La pantalla vuelve a mostrar a Ovies, que tiene en la mano un folio. "Y miren ustedes ahora esto". Lo muestra a cámara y lee que procede de CC OO y que informa de que pone a disposición de todo el mundo "un tren gratuito" que sale de Albacete a las siete de la mañana para acudir a la manifestación y "una pequeña gratificación a modo de media dieta, para poder almorzar en Madrid". Es entonces cuando lo compara con "los viejos tiempos de la dictadura".

El reportaje ha acabado sin una sola imagen del acto sobre el que informaba. Acto seguido el presentador se despide, pero antes da paso a dos minutos de imágenes acompañadas de música con las supuestas amantes del golfista Tiger Woods que, explica, le ha sido infiel a su mujer, "una belleza sueca", afirma gesticulando, "y por lo que parece, no con una más o menos guapa".El programa Siete días, que se distingue por la carga opinativa que imprime su presentador a las noticias, no fue el único que realizó una cobertura peculiar de la manifestación organizada por CC OO y UGT. El Telenoticias 3, que se emite a las nueve de la noche, dedicó un minuto y 44 segundos a la crónica de la marcha y más de siete a dejar mal a los sindicatos convocantes.

Los presentadores empiezan hablando de los "guiños continuos" de las organizaciones con Zapatero, para pasar después a destacar con gráficos de colores las cantidades que reciben CC OO y UGT de los presupuestos y de las subvenciones. El reportaje también da voz a un representante de un sindicato minoritario que los critica y hace referencia a noticias publicadas por otros medios de comunicación que, entre otras cosas, afean a un cargo de UGT haber comido en el restaurante de Ferran Adrià El Bulli.

Los secretarios generales de CC OO y UGT anunciaron ayer que van a pedir formalmente el cese de la directora general de Telemadrid, Isabel Linares. "La cadena ha alcanzado la cima de la indignidad", afirmó José Ricardo Martínez, secretario general de UGT. "Profesionalmente, la directora es de una incapacidad y una falta de principios que yo desconocía hasta ahora. Es un insulto a la democracia. Lo único que se salva de Telemadrid son sus profesionales", añadió.

"La información ha sido desproporcionada, así es la visión inconstitucional que tiene Esperanza Aguirre", aseguró Javier López, secretario general de CC OO. Los sindicatos llevarán la actuación de Telemadrid al Defensor del Pueblo. "Tratar así la manifestación vulnera el artículo 20 de la Constitución", añadió. El artículo recoge la obligación de los medios de comunicación públicos de garantizar el acceso a los "grupos sociales y políticos significativos". CC OO y UGT suman el 80% de los representantes elegidos en elecciones sindicales en Madrid.

La queja al Defensor también quiere denunciar las declaraciones que hizo el día de la manifestación el consejero de Presidencia y secretario general del PP madrileño, Francisco Granados, que tildó de "burla", "vergüenza" y "escándalo" la marcha. "Los sindicatos viven del dinero público y están haciendo un mal uso cuando no cumplen con su obligación de defender los intereses de los trabajadores y defienden los intereses de ZP", afirmó, y añadió que la manifestación sirve para "saber cuántos viven de los sindicatos en España, porque la inmensa mayoría de los que se manifiestan son liberados sindicales".

Las dos organizaciones sindicales emitieron ayer a última hora de la tarde un comunicado conjunto en el que califican de "filofascistas" las declaraciones de Granados y exigen a la presidenta, Esperanza Aguirre, que le desautorice públicamente. En el texto se refieren a Granados como "oscuro personaje" y consideran que ha insultado a los trabajadores que se manifestaron el sábado, así como a sus "representantes elegidos democráticamente". Aguirre, afirman, "haría bien en aislar a los radicales que hay en su Gobierno y que la colocan al margen". Los dos secretarios generales tienen previsto participar hoy en un programa matinal de Telemadrid.

Granados reaccionó al comunicado declarándose "sorprendido" por la "reacción tan violenta" de los sindicatos. "A lo mejor se lo han tomado así porque la manifestación fue un fracaso. El insulto es el recurso de los que no tienen argumentos", añadió. Granados se reafirmó ayer en sus declaraciones del sábado: "Para mí fue una convención de liberados. La inmensa mayoría lo eran. Se mueven donde les llaman. Cuando hay una protesta sanitaria van también los del metal. No me parece que sea insultante. Lo sabe todo el mundo".

El consejero de Presidencia aseguró que su intención era "criticar el lema de la pancarta y el hecho de que sólo se culpara a los empresarios y no al Gobierno, que es el responsable de la política económica". Sobre la queja al Defensor del Pueblo espetó: "Los sindicatos están sometidos a crítica como los partidos políticos. Eso sí que sería atacar el derecho de expresión".

Un segundo comunicado de los sindicatos, que admitieron que van a estudiar llevar el caso a los tribunales, insistió anoche en la petición de cese o dimisión de la directora de la cadena pública. "Una vez más Telemadrid no ha sabido estar a la altura de lo que se espera de un medio de comunicación público y realizar su importante labor al margen de las presiones políticas", aseguran. El comunicado destaca el "sonrojo y bochorno" que produce ver la cobertura que hizo la cadena de la manifestación.

El Telenoticias 2, el de las dos de la tarde, también emitió el vídeo crítico con los sindicatos. "Los guiños son continuos", dice la voz en off, y se ve a Zapatero diciendo "necesito vuestra ayuda y vuestro cariño", supuestamente a los sindicatos. "El presidente nunca ha ocultado su condición de afiliado a la UGT", sigue el off mientras se ve a Zapatero hablando con Cándido Méndez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de diciembre de 2009