Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Conflicto diplomático hispanomarroquí

Bloqueo total en el 'caso Haidar'

La negativa de Rabat a permitir el regreso de la saharaui provoca un encontronazo diplomático - "España no se merece que Marruecos le haga esto", afirma el PSOE

El caso Haidar está bloqueado. Con un lenguaje inusualmente crudo para las relaciones diplomáticas, la dirigente socialista Elena Valenciano lo reconoció ayer abiertamente. Confesó no haber visto "ni una rendija abierta" para que se alcance un acuerdo entre España y Marruecos. El estancamiento se está convirtiendo en un encontronazo diplomático.

Valenciano, la responsable de relaciones internacionales del PSOE, hizo este pronunciamiento después de reunirse con una delegación marroquí encabezada por el presidente del Senado, Mohamed Cheikh Biadillah, el saharaui que ocupa el más alto cargo en las instituciones de Marruecos.

Biadillah viajó a Madrid para explicar por qué Rabat rehúsa -lo hizo el martes en un comunicado solemne- ceder a la petición española de otorgar un pasaporte a la activista saharaui en huelga de hambre desde hace 19 días. "Ha tirado su pasaporte y ha renegado de su nacionalidad", aseguró. Su pasaporte le fue retirado por la policía.

Ban Ki-moon señala que está "implicado en la búsqueda de una solución"

"España no se merece lo que le está haciendo Marruecos", replicó Valenciano. "Con su actitud", advirtió, "los marroquíes corren el riesgo de deshacer el trabajo realizado desde 2004", cuando empezó a mejorar la relación con España tras la victoria socialista. También Leire Pajín, la secretaria de Organización del PSOE, criticó a Marruecos. "Haidar tiene derecho a volver a su casa con sus hijos", declaró.

El Gobierno no hizo pública su desaprobación de la actitud de Rabat, pero trató de presionar. Entregó el martes por escrito, al encargado de negocios marroquí en Madrid, una nota verbal pidiendo que proporcione un pasaporte a Haidar. No ha recibido contestación alguna.

Por eso Agustín Santos, el director de gabinete del ministro Miguel Ángel Moratinos, dio por "cerrada" en Lanzarote la posiblidad de que Marruecos proporcione a Haidar un título de viaje para que pueda regresar a El Aaiún, dónde vivía con sus dos hijos. Hay que buscar "con rapidez" soluciones de acuerdo con el derecho español, dijo Santos, según Efe. Haidar ha rechazado hasta el momento las que le han sido propuestas.

El presidente José Luís Rodríguez Zapatero evitó señalar a Marruecos como el responsable del bloqueo. Prometió, en rueda de prensa, seguir haciendo gestiones. "Las hará el ministro de Asuntos Exteriores que es quien siempre resuelve los problemas antes o después", aseguró.

Pero después puede ser tarde al ritmo al que se deteriora la salud de Haidar. Por eso la movilización de la clase política española y de la sociedad civil redobló ayer sus esfuerzos. Cinco partidos (IU-ICV, PNV, ERC, BNG y Na-Bai) pidieron por carta a Moratinos que deje a Haidar salir de España con documentación defectuosa. Cayo Lara, el líder de IU, solicitó una audiencia con don Juan Carlos para pedirle que intervenga.

El Gobierno descarta, por ahora, autorizar a Haidar embarcar en un avión rumbo a El Aaiún y provocar así una crisis abierta con Rabat. Confía en la ayuda, que ha solicitado del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y de la Comisión Europea. El lunes se celebrará en Bruselas el Consejo de asociación entre la UE y Marruecos. Ban Ki-moon declaró ayer, a través de su portavoz, que "está involucrado en buscar una solución".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de diciembre de 2009