Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El obispado de Vic pide a sus parroquias que no acojan consultas soberanistas

El obispado de Vic ha enviado un centenar de cartas a las parroquias de la diócesis para pedirles que no cedan locales religiosos para la consulta soberanista del próximo día 13. Varios municipios de la comarca, como Santa Eulàlia de Riuprimer, Santa Maria de Corcó y la parroquia del Remei de la misma capital, tienen previsto instalar urnas en dependencias de la iglesia. Además, la plataforma Osona Decideix ha alquilado dos espacios del seminario de Vic para ubicar en ellos la sala de prensa y de comparecencias de portavoces el día de las consultas.

La carta del obispado está fechada en noviembre y la firma el vicario general de la diócesis, David Compte, quien advierte "razones justificadas para mantener las dependencias parroquiales al margen" de la consulta. De hecho, la carta que han recibido los párrocos de Osona reproduce íntegramente la que en octubre envió el obispo de Girona, Francesc Pardo, a sus párrocos.

Los párrocos mantendrán sus dependencias como colegio electoral

En esa primera misiva se señalaba que un referéndum como el convocado "puede llevar a una división de la comunidad parroquial y del pueblo, sea por la pregunta, por la oportunidad o por el lugar donde se realiza", por lo que concluía "que no se deben realizar ni las reuniones preparatorias ni la consulta en ningún local o dependencia parroquial". En días posteriores, el obispado de Girona -donde también hay parroquias que acogerán consultas- suavizó su postura y aclaró que la carta tenía espíritu "indicativo, pero no imperativo". En el caso de Vic, no ha habido contraorden. Ayer fue imposible contactar con el obispo o con el vicario general.Como en Girona, en los municipios de Osona los párrocos han reaccionado con calma ante la carta y piensan mantener sus dependencias como colegio electoral. Es el caso de la parroquia del Remei de Vic, cuyo rector, Lluís Rocaspana, reivindica "el derecho a que la gente se exprese y se manifieste". "Es algo muy sano y no hemos dado mayor importancia a la carta", dice sin inmutarse y con una larga trayectoria de actividades marcadamente progresistas a la espalda. En otros casos, la tranquilidad obedece a que los locales de la parroquia son los únicos aptos para albergar un acto como la consulta, teniendo en cuenta que es ilegal que los ayuntamientos acojan las votaciones.

La que ayer desconocía la carta es la plataforma Osona Decideix, que ha recibido la noticia con sorpresa. Bajo el paraguas de Òmnium Cultural, la organización tiene los espacios reservados y pagados (el alquiler cuesta 2.000 euros) desde el mes de octubre, explica el gerente del seminario, Raimon Casals. El responsable señala que la titularidad de las instalaciones es de la Iglesia, pero que actualmente no tienen "ningún uso eclesiástico" y se alquilan constantemente para todo tipo de actividades: "Siempre que se respeten las normas de funcionamiento, la moral y la fe cristianas, y se pague". "El seminario no hace ninguna excepción con las consultas, la excepción habría sido no alquilarlo", subraya Casals y enumera que las dependencias acogen desde ensayos de orquestas hasta convenciones empresariales, pasando por estancias deportivas. "Este miércoles tuvimos a 200 comerciales de Thermomix", zanja.

Por otra parte, el Departamento de Interior de la Generalitat respondió ayer a la petición de la Falange de las JONS de celebrar concentraciones de protesta coincidiendo con las consultas. Interior ha decidido permitir algunas de las 66 manifestaciones solicitadas, pero adelantándolas a la víspera de las consultas, el sábado 12, y no el domingo 13. El secretario de Seguridad, Joan Delort, justifica la fecha por el "riesgo de alteración del orden público" que puede suponer la coincidencia.

En el precedente de la consulta de Arenys de Munt del pasado mes de septiembre, la Falange se manifestó el mismo día de la consulta después de recurrir la prohibición, pero tuvo que hacerlo en la punta del municipio opuesta a donde se ubicó el colegio electoral. Esta vez, los organizadores de las consultas ya habían clamado, tanto en declaraciones públicas como formalmente, para que la Generalitat no las permitiera.

Las consultas del día 13 tendrán lugar en 161 municipios que suman más de 700.000 electores mayores de 16 años. Osona es la comarca donde mayor número de poblaciones se pronunciarán (34), con Manlleu y Vic a la cabeza. En el resto de Cataluña, las ciudades más grandes en albergar consulta son Sant Cugat del Vallès (casi 60.000 votantes), Vilanova i la Geltrú (54.322) y Vilafranca del Penedès (31.129). Entre los municipios de más de 10.000 habitantes figuran Arenys de Mar, Banyoles, Berga, Cardedeu, El Masnou, Les Franqueses del Vallès, Premià de Mar, Roses y Tàrrega.

Ayer engordó la lista de municipios con plataformas que impulsan consultas. Se añadió Lleida, donde se constituyó la agrupación Lleida Decidim, dispuesta a que el Ayuntamiento se sume a la iniciativa con la aprobación de una moción.

Campaña en las mezquitas

En las consultas podrá participar cualquier ciudadano mayor de 16 años que esté empadronado en algún municipio donde se haya previsto una votación. Eso incluye a los ciudadanos europeos y también a los extracomunitarios. Así que los organizadores se han lanzado a buscar el voto de los que no han nacido en Cataluña. Por ejemplo, haciendo campaña en las mezquitas, explica el marroquí El Hassan Jeffali, presidente del Consejo de Cultos de Convergència Democràtica. La mezquita de Manlleu, incluso, se ofreció para albergar votaciones, aunque no será preciso utilizarla. Jeffali subraya que a veces se intenta evitar los viernes para "no mezclar religión y política". Otras veces, sin embargo, se aprovecha precisamente la afluencia en ese día festivo musulmán: hoy, por ejemplo, las juventudes del secretariado de Inmigración de CDC visitarán varios centros de culto del Maresme. El jefe de este secretariado, Àngel Colom, ha participado en algunas reuniones.

Tanto Colom como Jeffali estuvieron ayer en un acto de la coordinadora de las consultas en el que varias entidades de inmigrantes andaluces, latinoamericanos, senegaleses y marroquíes mostraron su apoyo a las votaciones. Lluís Cabrera, presidente la asociación Els Altres Andalusos, aprovechó el acontecimiento para cargar contra las críticas de la Federación de Entidades Culturales Andaluzas en Cataluña (FECAC) a las consultas. Cabrera puso en duda la representatividad de la FECAC, y su entidad, Els Altres Andalusos, la calificó de "serpiente regional" en un comunicado en el que, además, proclama su apoyo a las votaciones, informa Bertran Cazorla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de diciembre de 2009

Más información