Los distritos de Sant Martí, Les Corts y Gràcia estrenarán narcosalas en 2010

Los distritos de Sant Martí, Les Corts y Gràcia de Barcelona estrenarán narcosalas en 2010, según las previsiones del plan de drogodependencias de la ciudad. Los tres equipamientos sociosanitarios nuevos se ubicarán dentro o junto a otros centros sanitarios o de salud mental. "Sólo en ese momento se abrirá la narcosala de Casc Antic", manifestó ayer Itziar González, regidora del distrito de Ciutat Vella. La regidora quiso hacer el anuncio de la apertura de narcosalas fuera del distrito que ella dirige para demostrar que se ha conseguido que ese tipo de equipamientos no sólo estén en Ciutat Vella. "Se ha pactado con la consejera de Salud y todos estamos de acuerdo", subrayó la edil. Una de las críticas más feroces que suele recibir en los plenos del distrito y las audiencias públicas de los vecinos tiene que ver precisamente con los efectos de degradación del entorno que generan las salas de venopunción. Ciutat Vella tiene dos: la de Baluard y la del SAPS, anexa al hospital Perecamps. Y está previsto que en 2010 abra una tercera en el Casc Antic. Los vecinos creen que precisamente la acumulación de narcosalas hace de efecto llamada para todos los toxicómanos y que no es justo que un territorio tenga que asumir la atención mayoritaria de éstos. Además de las de Ciutat Vella, Barcelona tiene un autobús itinerante en la Zona Franca y otra junto al hospital del Vall d'Hebron. En el anterior plan de drogodependencias de la ciudad también se aseguró el reparto de salas de venopunción por el resto de la ciudad. No fue así, en parte por las pegas que pusieron regidores afectados que no querían levantar conflictos entre sus vecinos.

Con relación al plan de usos que se está elaborando en Ciutat Vella, la concejal avanzó que una cosa ya está decidida: no se concederá ninguna licencia nueva de establecimientos de pública concurrencia, como bares, restaurantes, locales musicales, locutorios, entre otros. Actualmente, hay 1.514 y no se quiere aumentar ni uno más. Sobre la cuestión de cómo se regulan los locales de prostitución para evitar que ésta se ejerza en la calle, la regidora comentó que todavía se está tratando.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0002, 02 de diciembre de 2009.