Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Teherán lanza un nuevo desafío nuclear a las grandes potencias

Irán construirá 10 plantas de enriquecimiento de uranio

Irán redobló ayer su desafío a las grandes potencias, apenas dos días después de que Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania se pusieran de acuerdo en la Organización Internacional de la Energía Atómica para condenar su programa nuclear secreto en la ciudad de Qom. El Gobierno de Teherán aprobó un plan para construir 10 nuevas plantas de enriquecimiento de uranio, en las que quiere tratar entre 250 y 300 toneladas de combustible nuclear al año.

Las nuevas plantas tendrán, según informó la televisión iraní, el mismo tamaño que el complejo atómico de Natanz, al sur de Teherán, el único en el que Irán tiene ahora activas unas 4.000 centrifugadoras para el procesamiento de uranio.

La Casa Blanca advirtió poco después al régimen de Teherán que debe despejar las dudas de la comunidad internacional sobre los objetivos de su programa nuclear, ya que "el tiempo se está acabando".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 30 de noviembre de 2009