Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Holanda gravará el kilometraje para reducir emisiones

Holanda va a implantar un nuevo modelo para gravar las emisiones de los coches: controlar los kilómetros que recorren y a qué hora. De esta manera, a partir de 2012, el que más contamine, más pagará. La medida afectará a unos nueve millones de coches y a 60.000 camiones. Según las autoridades, las nuevas tasas no sólo reducirán en un 10% las emisiones de CO2. Al haber menos autos en carreteras y autopistas, los accidentes bajarán un 7%. Y los atascos -las temidas colas que para 2020 originarán ya 1.700 millones de euros anuales en pérdidas- bajarán a la mitad.

Tan ambicioso plan será posible con ayuda de un sistema de navegación vía satélite instalado en cada vehículo. La idea es cobrar un mínimo de 3 céntimos de euro por kilómetro recorrido, que podrá tener recargos -aún sin decidir- en función del momento (no será lo mismo en hora punta que en otro periodo). Hacia 2018, se espera que estas tasas sumen unos 7 céntimos de euro. Tanto el transporte público, como las motocicletas y los coches de minusválidos estarán exentos del pago. No así los camiones con matrícula extranjera. Si las visitas son esporádicas, pagarán al abandonar el territorio.

Impuesto verde

En estos momentos, los dueños de un coche afrontan en Holanda unos impuestos similares a los del resto de Europa: el de compra y el de circulación. Este último se calcula en función del tipo y peso del vehículo. De este modo, un coche familiar de tamaño estándar, paga al año cerca de 900 euros al Estado. El nuevo impuesto verde suprimirá ambas tasas. Se calcula que un 59% de los automovilistas pagará menos bajo el nuevo régimen, y que el precio de los coches puede bajar un 25% en conjunto. "Se pagará de otra forma", asegura el Ministerio de Transportes.

Otro aspecto del plan sigue produciendo recelos. Se trata de la privacidad del sistema de navegación. El Gobierno dice que la información extraída de cada coche "será legal y técnicamente protegida para que ninguna instancia oficial pueda tener acceso a ella". ¿Cómo lo logrará? Remitiendo el número de kilómetros recorridos, la hora, lugar, tipo de vehículo y datos del dueño a una oficina central que extenderá recibos mensuales. Al vender el coche, el servicio de carreteras se encargará del cambio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de noviembre de 2009