Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un protocolo de actuación para los secuestros

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, anunció ayer una batería de medidas que presentarán "en Vitoria, Madrid y Bruselas" para que lo ocurrido en torno al Alakrana "no pueda volver a suceder". Unas iniciativas en las que el Gobierno de Patxi López "debería jugar un papel diametralmente distinto al que ha protagonizado" hasta el momento. En primer lugar, los jeltzales proponen que ambos gobiernos la elaboración de un protocolo de actuación para situaciones como la protagonizada por el atunero vasco. Concretamente, un plan en el que la Armada, la Justicia y el Ejecutivo "tengan claro los pasos a seguir" y actúen "con la coordinación exigible" de todas las partes.

Asimismo, el PNV exige al lehendakari que constituya una mesa permanente con el sector atunero vasco que faena en el Índico para elaborar "medidas, compromisos y actuaciones" que el Gobierno vasco "desarrolle, presente y defienda", en su caso, ante el Ejecutivo central. Considera el partido de Urkullu que el Ejecutivo de López "sigue inactivo" y no ha propuesto "ni una sola medida" para apoyar al sector pesquero. "No ha hecho absolutamente nada pensando en el día después", indicó Urkullu.

Por otro lado, los peneuvistas, para evitar que haya un "Alakrana tres" -contando el Playa de Bakio-, instarán al Ejecutivo de Zapatero que solicite una reunión urgente de los países de la Operación Atalanta para revisar y aumentar la seguridad en el Índico.

El próximo miércoles el Parlamento europeo debatirá, a petición de Izaskun Bilbao, sobre la piratería. Las propuestas del PNV buscan conseguir extender a la flota pesquera la protección que la Operación Atalanta ofrece a los barcos mercantes, dar a conocer en Europa la situación en que faena la flota y estudiar fórmulas para mejorarla, homogeneizar la protección que los Estados miembros ofrecen a sus pesqueros y mantener informado al sector y a las familias de las actuaciones desarrolladas.

Otros caladeros

Por su parte, el PSE ha presentado en el Parlamento vasco una iniciativa en el sentido de aprovechar la presidencia española de la UE para reforzar la Operación Atalanta e intensificar la búsqueda de caladeros más seguros. La organización de Grandes Atuneros Congeladores (Opagac) advirtió que la propuesta que plantea el Ejecutivo vasco de explorar zonas de pesca alternativa, como las aguas de la República de Kiribati en el Pacífico Centro, es una opción "muy complicada", aunque se ha comprometido a apoyar "todas las gestiones" que se puedan hacer en este sentido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de noviembre de 2009