La comida madrileña será protagonista en Nueva York

Cinco estudiantes de cine de la Tisch School of Arts de la Universidad de Nueva York pasaron seis días de infarto en Madrid el mes pasado. Tenían que retratar la ciudad para promocionar el turismo en Estados Unidos. Neil Orman, un tejano de 39 años, fue el más afortunado de los cinco cortometrajistas. No sólo porque el tema que le tocó, la gastronomía, le permitió comer huevos rotos en casa Lucio o degustar un cocido en Lhardy. También porque ha sido el ganador de los 3.000 euros que otorgaba la Comunidad de Madrid al que mejor plasmase la ciudad.

Ésta ha sido la última idea de la región para darse a conocer en el exterior. Invitar a cineastas del país al que se destinará la campaña para que descubran Madrid con sus propios ojos y luego lo cuenten. Cada uno tenía un eje temático: la noche, la moda, el arte, las gentes y la gastronomía. Orman, que confesó al llegar que pensaba que los madrileños comían paella y tacos mexicanos, plasmó en su vídeo la "felicidad de comer". "Nada que ver con las prisas de EE UU", explicó. El resultado, Sabor madrileño, se ha alzado con el primer puesto. Así lo decidió el jurado, encabezado por el presidente de la Academia Española de Cine, Álex de la Iglesia, teniendo en cuenta los votos de los internautas que vieron los cortos. La Comunidad pretende repetir esta experiencia promocional con otros países.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS