Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consello da Cultura exige que el gallego "no dé pasos atrás"

Reclama al Parlamento que impulse el Plan de Normalización

El Consello da Cultura Galega se suma, meses después, a la preocupación que mostró la Real Academia Galega por las políticas sobre el gallego y el debate que mantienen los partidos al respecto. Ante la "controversia política y social envuelta en una excesiva virulencia", el Consello ha traslado al Parlamento gallego y a los tres partidos una propuesta en la que reclama la puesta en marcha de una comisión que, por consenso, elabore una propuesta de desarrollo del Plan Xeral de Normalización Lingüística. En el texto, recuerda que el valor del plan queda de manifiesto al haber sido aprobado en dos ocasiones -en 2004 y 2008- por unanimidad y bajo gobiernos de signo político diferente.

Es "una grosera falsificación" que el gallego se relacione con la imposición

El organismo considera necesario que el discurso sobre el gallego "deje de formularse" como si el idioma fuese un problema y pase a ser defendido como un activo social o un recurso desde todos los partidos e instituciones públicas. El consenso -roto cuando el PP no votó a favor del decreto del gallego en la enseñanza que estipulaba que un mínimo del 50% de las clases se impartiría en el idioma propio de Galicia- reclamado para el desarrollo del Plan de Normalización debe regir también las "líneas maestras" de la política lingüística del Gobierno y no debe ser sólo político, sino también social e institucional.

Estas medidas "en ningún caso" deberán suponer un "paso atrás" en el proceso de recuperación del idioma porque, dicen, será imposible alcanzar este objetivo "a base de improvisación y de imposición, de medidas que no cuenten con un amplio consenso político, social e institucional".

El Consello da Cultura, organismo oficial creado por el Estatuto de Autonomía, se muestra preocupado en el escrito que dirige al Parlamento por las "polémicas irracionales" que crean los debates sobre el gallego ya que "llegan a poner en cuestión las bases" que sustentan la identidad gallega "e incluso la legitimidad de las políticas de promoción" del idioma. En este sentido, la institución presidida por Ramón Villares alerta de la falsedad que supone la asociación de gallego e imposición y de castellano y libertad. "Resulta una grosera falsificación de la realidad que carece de toda base en la historia, remota y reciente, de nuestro país", critica la propuesta. De hecho, el Consello opina que el apoyo de la Administración debe ser "especial" con el gallego para superar la posición actual de "desventaja, resultado del maltrato que recibió en el pasado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de noviembre de 2009