Google no sabe el Camino

El sistema para ver la senda peregrina que anunciaron la compañía y la Xunta sólo muestra autovías y carreteras

"Google conoce como nadie los caminos del saber", decía el martes el conselleiro de Cultura, Roberto Varela, en la presentación de la herramienta street view para el Camino de Santiago. Él y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, acompañaban al equipo de Google en la presentación del mapa en 360 grados que supuestamente reconstruía el camino francés, de Roncesvalles a Fisterra. "A partir de hoy, el Camino será conocido en Europa, se convierte en un acontecimiento global, entrará en todos los hogares", apuntó Feijóo, tras agradecer a Google la oportunidad que le habían brindado para ayudar a promocionar el Ano Santo.

El reclamo, según explicaba Google, era que el peregrino planificara sus rutas, eligiera el albergue que más le gustara y viera la dificultad de la senda. Lo que aún no se sabe es si la Xunta tenía noticia de que, entre las facilidades que da Google al peregrino, figura la posibilidad de prescindir del habitual atuendo. Puede dejarse la mochila, el bastón y las botas en casa. No las va a necesitar. La ruta completa vendida por la compañía, que aseguró que las unidades móviles habían pasado "una verdadera peregrinación para recorrer Galicia", transcurre por asfalto.

Más información

Desde la Consellería de Cultura explican que la empresa ya advirtió que cubría sólo el 80% del Camino. "Dijeron que las zonas impracticables no las fotografiarían, que llegarían hasta donde pudiesen", explican fuentes de Cultura. Google aseguró el martes que se podría buscar "cualquier pueblo del Camino".

"El objetivo es hacer accesibles los caminos de interés", dijo la compañía. Pero los pueblos se ven desde la mediana de autovías y carreteras. Mientras Feijóo agradecía la "oportunidad" que le daban para que "todo el mundo" conociera "una Galicia verde y azul", en las pantallas el único verde en las vías que une Roncesvalles con Fisterra es el de las cunetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 14 de noviembre de 2009.

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete