Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Cultura de calle

"Lo gay sólo existe en la capital"

Madrid es icono homosexual fuera de España, pero la realidad va por barrios

Same-sex marriage in Spain reza en inglés un artículo de la wikipedia en el que se describe con todo detalle la historia de la Ley de matrimonio homosexual española: desde las manifestaciones en contra y los recursos interpuestos, hasta el número de bodas realizadas. Con la aprobación de la norma sobre matrimonios de parejas del mismo sexo, la imagen exterior de España cambió radicalmente y la fuerza icónica de Madrid como capital gay se disparó. Cuatro años después de la aplicación de la ley, el caso español sigue usándose como ejemplo positivo pero un 69% de los homosexuales españoles se sintió agredido el año pasado, según un estudio del COGAM (Colectivo LGTB de Madrid). El 35% de los ataques ocurrieron en la capital.

"Socialmente el país sigue siendo homófobo", dice Roberto Castón

"Nos preguntábamos qué estaba pasando en el país de al lado", explica Cristiano Rutilli desde Italia. Una imagen que choca con la percepción de Fernando Fernández, aunque reconoce que algo cambió en España en 2005. "Para mí no es tanto como nos quieren hacer creer y creo que la visión que hay en Madrid de lo gay sólo existe en la capital", concluye este técnico de televisión de 26 años.

Además de las leyes, las masivas manifestaciones durante la celebración del Orgullo Gay en Madrid -este año concentró a un millón de personas, según la organización- han hecho de la capital un icono LGTB (lésbico, gay, transexual y bisexual). "Madrid es un referente, es una gran ciudad que aporta anonimato con multitud de locales que hacen que todo sea más fácil. Nada que ver con las provincias", sentencia Pablo López, coordinador de educación de la Fundación Triángulo.

Rocío Ortega, enfermera de 27 años que vive en Madrid desde hace tres, confirma que se siente "más liberada paseando de la mano de su chica por las calles de la capital que por las de su Sevilla natal". Pero esa percepción es subjetiva y choca con algunos datos de la realidad. Dos tercios de los jóvenes que muestran deseo homosexual han sufrido insultos homófobos y más de la mitad, burlas y comentarios, según un estudio de 2008 de la Federación Española de LGTB. La muestra se realizó en Coslada. Esta discrepancia entre el centro y los barrios es lo que Joaquín Sánchez, estudiante de 22 años, llama el síndrome de Avenida de América: "Una vez fui a recoger a mi novio a la estación de autobuses y al ir a darle un beso noté cómo se ponía rígido porque estábamos fuera de Chueca", explica. La actriz y directora de cine Antonia San Juan, confirma que "no es lo mismo darse un beso en Gran Vía que en el barrio de Salamanca".

A pesar de que un estudio de COGAM de 2006 desvela que un 30% de las personas en España llevan a cabo actitudes homófobas ya sean comentarios, burlas, insultos o agresiones, el ejemplo español se usa en Latinoamérica, los países del Este e incluso en Italia o Estados Unidos. "En Chicago todo es muy libre y hay un barrio gay muy abierto pero es mucho mejor en Madrid", concluye Scott Wenger, estudiante de posgrado de 26 años.

"No se puede cambiar una sociedad en un par de años y aunque a nivel legal estemos en cabeza, socialmente España sigue siendo homófoba y hay que seguir trabajando", explica Roberto Castón, director de la película Ander. "Aunque no sea perfecta ni homogénea para mí es un orgullo la nueva percepción que se tiene de Madrid y de España. Una recompensa a muchos años de trabajo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de noviembre de 2009