Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

No al calentamiento

"¿Futuro?", cuestionaba la pancarta que portaban una decena de niños y encabezaba al millar de manifestantes que pidieron, ayer en Barcelona, medidas drásticas contra el cambio climático. Convocados por la plataforma El clima no està en venda, los activistas verdes calentaban así los motores ante la reunión de la los gobiernos del mundo en la ciudad, la semana que viene, para negociar cómo reduccir las emisiones de gases contaminantes tras 2012. Un encuentro tan vital para el devenir del planeta como desconocido por los que acudían a consumir al centro barcelonés el sábado por la tarde y se topaban con la protesta, cuyo motivo desconocían.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de noviembre de 2009