Medio Ambiente pide a Pasajes que valore no construir el puerto exterior

El ministerio exige una justificación técnica, económica y ecológica del proyecto

El Ministerio de Medio Ambiente no da aún por segura la construcción del puerto exterior de Pasajes. Antes de tomar esa decisión, le propone a la Autoridad Portuaria que pondere también la opción de mantener la ubicación actual de la dársena o la de colaborar con el Puerto de Bilbao, entre otras. El ministerio exigirá, en todo caso, que la elección final esté justificada desde el punto de vista ambiental y social, y contenga las medidas correctoras necesarias para causar el menor daño posible al entorno.

Medio Ambiente ha remitido a la Autoridad Portuaria de Pasajes (APP) el "documento de referencia" que debe guiar la elaboración del informe de sostenibilidad ambiental del Plan Director de Infraestructuras, donde se contempla la ejecución del puerto exterior. En sus 34 páginas, Medio Ambiente incluye las aportaciones aceptadas a 24 instituciones, partidos políticos y grupos ecologistas sobre el Plan Director de Infraestructuras. El escrito del ministerio, al que ha tenido acceso EL PAÍS, marca el terreno de juego en el que tiene que moverse la APP para seleccionar la mejor solución.

El ministerio acepta que se contemple colaborar con Bilbao
Más información
Francia deberá conocer los impactos

El informe de sostenibilidad ambiental de Pasajes deberá contener un "estudio de alternativas" y una comparación ambiental de todas ellas. Las diferentes opciones pasan por mantener el puerto tal cual, realizar mejoras en el mismo para "resolver sus problemas estructurales", colaborar con otros puertos ("principalmente con el de Bilbao"), construir un puerto exterior o apostar por una versión a mar abierto con un puerto seco y zonas de actividad logística.

Hasta ahora, el Puerto de Pasajes se decanta abiertamente por trasladar al exterior las actividades portuarias. Maneja construir un puerto de 143 hectáreas, en su primera fase, con un dique de abrigo de 2,3 kilómetros de longitud. La inversión prevista es de 1.000 millones de euros. El ministerio asegura en su escrito que, "como es preceptivo, deberá contemplarse la alternativa cero", es decir, el no traslado de las actividades portuarias.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La APP tendrá que incluir en su informe de sostenibilidad una justificación de la solución elegida, con razones de orden ambiental y social, así como un plan de seguimiento y evaluación del plan director y un análisis ecómico de aplicación del mismo.

Medio Ambiente exige realizar un inventario pormenorizado de las características ambientales de la zona. El documento asegura que, tras las consultas realizadas con otras administraciones, grupos políticos y asociaciones, se debe considerar como "un problema relevante y a tener en cuenta" la afección que se va a producir sobre el LIC (Lugar de Interés Comunitario) de Jaizkibel y los fondos marinos.

A partir de este diagnóstico, hace un listado con los 21 probables impactos que tendría la aplicación del plan director. Exige evaluar efectos negativos como la disminución del confort sonoro, las emisiones de partículas a la atmósfera, la alteración de la calidad de las aguas, el incremento de generación de residuos, las afecciones a ecosistemas naturales, la alteración del paisaje y de yacimientos arqueológicos y el riesgo de clasificación y recalificación del suelo.

En este apartado, añade el riesgo que ve el Departamento vasco de Medio Ambiente con la construcción del puerto exterior y su "coherencia ecológica" con la Red Natura 2000. También recoge la advertencia de los ecologistas y partidos políticos como Aralar o EB sobre las afecciones que ocasionarían los túneles que perforarían el Jaizkibel.

En otro apartado, el ministerio plantea un catálogo con 26 medidas para prevenir, reducir y contrarrestar cualquier efecto negativo sobre el medio ambiente. De entre todas ellas, recomienda justificar la viabilidad técnica, económica y ambiental de las nuevas actividades a mar abierto, así como valorar "el rechazo social generado".

El informe de sostenibilidad ambiental que redactará ahora el Puerto de Pasajes se añadirá al Plan Director de Infraestructuras. Ambos documentos se someterán a información pública antes de su declaración de impacto ambiental, trámite exigido para redactar el proyecto constructivo.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Mikel Ormazabal

Corresponsal de EL PAÍS en el País Vasco, tarea que viene desempeñando durante los últimos 25 años. Se ocupa de la información sobre la actualidad política, económica y cultural vasca. Se licenció en Periodismo por la Universidad de Navarra en 1988. Comenzó su carrera profesional en Radiocadena Española y el diario Deia. Vive en San Sebastián.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS