Atacadas las sedes contiguas de CCOO y UGT en Llodio

Rechazo unánime al sabotaje desde Interior, sindicatos y partidos

El ataque con cócteles molotov de un grupo indeterminado de personas contra las sedes de CCOO y UGT en la localidad alavesa de Llodio, durante la madrugada del sábado, ha provocado el rechazo de sindicalistas y políticos vascos. Según el Departamento de Interior, el ataque se produjo poco después de las doce de la medianoche del viernes cuando fueron arrojados los artefactos incendirios contra las sedes de ambas centrales sindicales que se encuentran en inmuebles contiguos en un edificio ubicado en San Martín, la zona alta de este municipio, gobernado por el PNV y donde la izquierda abertzale dispone de una reconocida implantación.

Desde las dos centrales atacadas, CC.OO. de Euskadi condenó el atentado, que "alude directamente a la libertad sindical, básica para construir cualquier sociedad justa e igualitaria". En un comunicado, CC.OO. aseguró que va a seguir defendiendo "en la calle y en las empresas" los derechos de los trabajadores de Euskadi, así como "la construcción de un país en libertad, con respeto a todas las ideas que reflejan la pluralidad y la diversidad vasca".

Más información

El sindicato destacó que "si todo ataque es igualmente censurable, éste alude directamente a la libertad sindical, básica para construir cualquier sociedad que se pretenda justa e igualitaria".

ELA, por su parte, expresó su solidaridad con CCOO y UGT por el ataque perpetrado y aseguró que estas acciones "solo generan más tensión" y "deben de acabar de una vez". Esta central abertzale mostró su "rechazo rotundo" ante estos ataques e hiz un llamamiento al respeto del derecho de libertad de sindical "sea cual sea su forma de pensar o actuar".

Por su parte, el consejero vasco de Interior, Roldofo Ares, manifestó su "más absoluta condena" ante este ataque y reiteró el compromiso de su Departamento para trabajar "sin descanso" con el objetivo de "acabar definitivamente con la violencia".

En declaraciones a Europa Press, el consejero socialista mostró su "solidaridad y apoyo" a la dirección y afiliados de los dos sindicatos, a los que trasladó su compromiso de "seguir trabajando para evitar que en el futuro estas cosas se puedan producir".

A su vez, Aralar reclamó que "de una vez por todas, se abandonen las vías violentas y se apueste por el uso de vías exclusivamente políticas".

Mientras, el portavoz de Ezker Batua Berdeak (EB), Serafín Llamas, reiteró su petición a la izquierda abertzale para que "evidencie que su apuesta por las vías pacíficas y democráticas es sincera".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción