Radovan Karadzic intenta boicotear su juicio en La Haya

Radovan Karadzic, antiguo líder político serbobosnio durante la guerra de Bosnia (1992-1995), no estará presente el lunes en la apertura del juicio en su contra ante el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPI-Y).

En una nota remitida ayer a los jueces, Karadzic explica: "No he tenido tiempo de organizar mi defensa, enterrado como estoy bajo el millón de páginas imposibles de abarcar de la fiscalía". Como el TPI-Y considera que ha dispuesto de 15 meses para prepararse -desde que fue arrestado en Belgrado en julio de 2008 bajo una identidad falsa-, el proceso seguirá su curso. "De momento, nada indica que vaya a haber cambios de fecha", aseguran los portavoces del tribunal.

Más información
Los asesores legales de Karadzic dejan de asistirle por falta de pago

El TPI-Y no contempla los juicios en rebeldía, es decir, sin la presencia física del acusado en la sala. Pero Karadzic, que ha calificado su caso de "esencial para el futuro de los pueblos de los Balcanes", dice que "sólo cuando esté listo lo comunicaré".

Antes de negarse a comparecer, Karadzic ha tratado de impedir con dos apelaciones el proceso por genocidio y crímenes de guerra y contra la humanidad, cometidos en la guerra de Bosnia. Según la primera, dispondría de inmunidad en virtud de un supuesto pacto sellado en 1996 con Richard Holbrooke, entonces enviado de EE UU a los Balcanes. Los jueces rechazaron el intento.

Acusado del genocidio de 8.000 varones musulmanes en Srebrenica y de las 12.000 víctimas civiles del sitio de Sarajevo, Karadzic deberá responder también de las atrocidades cometidas en 27 municipios bosnios.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS