Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Puerto de Pasajes se endeudará en 250 millones para su ampliación

Buen dice que la iniciativa privada costeará la cuarta parte de la dársena exterior

La Autoridad Portuaria de Pasajes (APP) tiene previsto incurrir en una deuda de 250 millones de euros en 40 años para financiar parte del coste de la dársena exterior, cuya primera fase requerirá de una inversión total de mil millones. El presidente del puerto pasaitarra, Miguel Buen, avanzó ayer en una comparecencia en las Juntas Generales de Guipúzcoa que la iniciativa privada desembolsará unos 250 millones aproximadamente. Otra parte importante del proyecto se sufragará con la venta de los actuales terrenos portuarios, que podrían proporcionar "algo más del 60%" de los recursos necesarios.

Buen anunció por primera vez que la construcción del puerto exterior de Pasajes obligará a endeudarse a la Autoridad portuaria. La cantidad prevista se elevaría a 250 millones durante 40 años (6,25 millones anuales). La cifra sobrepasa con creces los resultados económicos que arroja la actividad del Puerto de Pasajes. Según la última memoria, la cuenta de explotación de la entidad arroja un beneficio bruto de 4,1 millones en 2008, que se reduce a 233.600 euros tras descontar las amortizaciones (3,8 millones). Una deuda de 250 millones es el equivalente a 1,5 veces el coste del nuevo campo de fútbol de San Mamés.

El presidente eleva una queja al Gobierno por las críticas de su homólogo de Bilbao

Pasajes cerrará este año con una caída del 25% en el tráfico de mercancías

En su intervención, Buen confirmó que la dársena a mar abierto se construirá en "dos o tres" fases. La primera, cuyas obras podrían adjudicarse a finales de 2012 o mediados de 2013, permitirá crear un puerto plenamente operativo tras efectuar un desembolso de 1.000 millones. Del total, 750 millones los sufragarán las administraciones públicas y el resto, la iniciativa privada. Las empresas costearán, según explicó, los muelles y explanadas donde se ubicarán las plantas energéticas y de graneles líquidos (petroleo).

Además, como ya adelantó este diario en junio pasado, Buen confirmó que estas compañías realizarán inversiones por 2.000 millones en instalaciones energéticas.

Respecto a las características del puerto, el presidente de la APP señaló que inicialmente tendrá 143 hectáreas de superficie -frente a las 70 actuales-, 4,5 kilómetros de muelles de atraque, un dique de abrigo de 2,3 kilómetros de longitud y será apto para recibir buques de 230 metros de eslora con capacidad para transportar 50.000 toneladas. El recinto interior sólo permite barcos de 185 metros de largo y 22.000 toneladas.

Buen abogó por que los terrenos que ocupa ahora el puerto queden en manos de las administraciones públicas para "ahuyentar el espantajo" de la especulación inmobiliaria. Dijo que la dársena exterior "sustituirá" a la actual, donde se construirán viviendas, centros tecnológicos, facultades docentes, polígonos industriales, y se mantendrán la nueva lonja pesquera, los astilleros, Nabalaldea y algunos edificios emblemáticos, como el de la aduana o el de los consignatarios.

Respecto a la viabilidad del proyecto portuario, Buen indicó que permitirá dar empleo a 5.000 personas, 2.000 más que en la actualidad, y hará posible captar tráfico de contenedores (de alto valor añadido) que hoy es "imposible".

También reconoció que la crisis provocará que este año se cierre con la entrada de 1.500 barcos (en 2008 fueron 1.800) y una caída del 25% en el tráfico de mercancías. Pasajes concluirá 2009 con una pérdida de un millón de toneladas de carga y 50.000 vehículos menos.

Buen se mostró molesto con las declaraciones de su homólogo de Bilbao, José Ramón de la Fuente, quien declaró en una entrevista a EL PAÍS, que la ampliación de Pasajes "no tiene sentido". Buen aseguró que ya ha presentado su "queja" ante quien nombró a De la Fuente.

Todos los partidos representados en las Juntas, salvo Aralar, Alternatiba y EB, dieron ayer su apoyo a la construcción del puerto exterior.

Respecto a las afecciones medioambientales, Buen indicó que el nuevo puerto hará "muy poca avería" al monte Jaizkibel. Sin embargo, en una comparecencia posterior en la Cámara provincial, la representante de Greenpeace Pilar Marcos sostuvo que la infraestructura supone "una tala ambiental" en un espacio europeo LIC.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de octubre de 2009