Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSE busca acuerdos presupuestarios amplios para todas las instituciones

La ponencia política oficializa el anuncio del 'lehendakari' Patxi López

El PSE-EE buscará acuerdos presupuestarios en todas las administraciones vascas, desde el Gobierno a las diputaciones, incluyendo los ayuntamientos, ante la situación de emergencia económica. El propósito expresado por el lehendakari Patxi López el pasado 23 de septiembre se oficializa en la ponencia política aprobada en el VI Congreso y presentada ayer, dos semanas después de su celebración, por la dirección socialista.

"Queremos cooperar más allá de nuestras responsabilidades de gobierno o de oposición", señala el documento al referirse a los presupuestos de las instituciones vascas, que deben tramitarse en los próximos meses. El portavoz de la ejecutiva, José Antonio Pastor, fue más explícito al explicar a la prensa la ponencia. "Estamos dispuestos a proponer que todos los partidos apoyen los presupuestos de todas las administraciones", dijo, esgrimiendo la "legitimidad" del PSE de lanzar esta petición por haber apoyado las últimas cuentas de los gobiernos nacionalistas.

Defiende los pactos con el PNV para "aumentar la transversalidad"

Pastor se mostró optimista sobre este propósito y citó las coincidencias logradas entre el Gobierno y las diputaciones en materia fiscal o respecto a los sueldos de los funcionarios deben "acercarse lo más posible a un crecimiento cero". Afirmó que en la reunión de hoy del Consejo Vasco de Finanzas -el órgano en el que el Gobierno y las diputaciones acuerdan el reparto de los ingresos fiscales- "es posible" el anuncio de un gran acuerdo en materia tributaria. Sería, agregó, una "buena señal" para los pactos presupuestarios en el gobierno, las diputaciones y los ayuntamientos.

La resolución política, que Pastor aseguró que se presentaba en los plazos habituales, dirige críticas a los anteriores gobiernos del PNV por llevar a Euskadi "al límite de los valores y de las reglas" y fija dos prioridades: acabar con la crisis y con ETA. En este aspecto, insiste en reforzar la unidad de los partidos y la deslegitimación política y social del terrorismo.

Reforzado por estar al frente, por primera vez, del Gobierno de Euskadi, el PSE se presenta como "la guía" de la política y reivindica la transversalidad en los acuerdos. Pero, "como es tradicional", deja la política de alianzas ante las elecciones de 2011 para "después de que los ciudadanos se pronuncien en las urnas", reza la ponencia. Respecto al pacto con el PP, asegura que no tiene "una sola política o medida que vaya contra nadie", salvo el entorno de ETA, y mantiene la posibilidad de acuerdos con el PNV, "un partido necesario para incrementar la política de transversalidad".

Otra de las prioridades de los socialistas es la reforma de la Ley de Territorios Históricos (LTH) para, como medida más urgente, elaborar una ley Municipal que permita un "fuerte desarrollo del autogobierno hacia adentro".

José Antonio Pastor anunció la celebración de una conferencia política que elabore el programa electoral para los comicios municipales y forales de 2011. Los socialistas, que con la renovación de su ejecutiva quieren asegurar un partido fuerte que no se diluya por la acción en el Gobierno vasco, se plantean crecer como partido. "Necesitamos más agrupaciones, más sedes, más foros", indicó Pastor, quien reveló que desarrollarán en las próximas semanas un plan de actuación ciudadana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de octubre de 2009