Rubalcaba: "Nadie va a hacer política y violencia a la vez"

La detención de Otegi confirma el final de la etapa de diálogo con ETA

La detención, el martes, de Arnaldo Otegi y Rafael Díez Usabiaga -protagonistas de los dos últimos procesos de diálogo entre el Gobierno y ETA-, así como de otros dirigentes de la izquierda abertzale, siguiendo las órdenes del juez Baltasar Garzón, escenifica el final de la etapa de diálogo como método para terminar con el terrorismo. Lo dijo ayer el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, al comentar las detenciones: "Va a pasar una y otra vez. Mientras haya violencia, ningún radical va a hacer política en este país". E insistió: "Nadie va a hacer política y violencia al mismo tiempo".

Las fuentes de la investigación aseguran que Otegi ha mantenido algunas entrevistas con ETA desde su salida de la cárcel, en agosto del pasado año. El líder de la izquierda radical pretendía contar con el consentimiento de la banda para lanzar su alternativa, el polo soberanista: una agrupación de los independentistas al margen del PNV. Y abrir desde esa base un nuevo proceso de paz. Pero ETA lo impidió y exigió a la izquierda abertzale una demora hasta el próximo verano.

A Interior le incomodaban las actuaciones del líder radical

Más información

Así estaban las cosas en el momento de su detención. Al margen de los argumentos jurídicos de Garzón para detener a Otegi y sus compañeros -el intento de reconstrucción de un partido ilegalizado-, lo cierto es que, desde el fin del último proceso de diálogo (oficialmente roto en junio de 2007), a Interior ya no le interesan los movimientos de Otegi. Más bien le incomodan, porque entiende que el mensaje que envía sobre una nueva negociación perjudica la estrategia del Gobierno de poner a los radicales en el brete de elegir entre desmarcarse de ETA o quedar fuera de las instituciones. Por eso, Rubalcaba volvió ayer a plantear a la izquierda abertzale el dilema de "o violencia o política".

"Ahora ya no vale decir que quieren buscar nuevas vías o que quieren hacer un polo soberanista o hacer una declaración en favor de la paz y en contra de todo tipo de violencia. Han pasado muchos años y, cuando no se aprovechan los momentos, luego suele ser difícil", dijo también expresivamente el presidente del Partido Socialista de Euskadi e interlocutor con Arnaldo Otegi en el anterior proceso de diálogo, Jesús Eguiguren.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 15 de octubre de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50