Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nobel de Química para el hallazgo de las factorías de proteínas en las células

El trabajo de Ramakrishnan, Steitz y Yonath ha permitido conocer el funcionamiento de muchos antibióticos

Tres científicos que han conseguido desentrañar una etapa clave del ciclo de la vida -cómo se producen las proteínas en las células a partir de los genes- han obtenido el premio Nobel de Química, anunció ayer la Academia de Ciencias sueca. Este descubrimiento de bioquímica básica presenta un beneficio secundario importante: ha permitido descubrir cómo actúan los antibióticos en las células de las bacterias y da armas para luchar contra la preocupante resistencia bacteriana a estos fármacos, que va en aumento.

Venkatraman Ramakrishnan (Universidad de Cambridge, Reino Unido), Thomas A. Steitz (Universidad de Yale, EE UU) y Ada E. Yonath (Instituto Weizmann, Israel) consiguieron, a través de la cristalografía de rayos X, conocer en tres dimensiones la estructura de centenares de miles de átomos que forman el ribosoma, la factoría molecular que en la célula produce las proteínas seleccionando aminoácidos uno por uno según las instrucciones que recibe del ARN-mensajero (la copia del gen, que sale del núcleo para evitar que haya peligro para el ADN). A partir de la estructura pudieron llegar a saber como funciona este traductor del código genético y vieron que muchos antibióticos atacan específicamente el ribosoma de las bacterias, lo que las mata.

"Desde que Francis Crick planteó en 1956 el problema fundamental biológico de cómo se pasa del ADN al ARN y del ARN a las proteínas, han transcurrido más de 50 años", resaltó Gunnar Öquist, secretario de la academia y vicepresidente del comité Nobel. "Lo que han hecho los premiados es resolver la última pieza del rompecabezas, cuando muchos pensaban que resultaría imposible resolver la estructura del ribosoma mediante la cristalografía", añadió. Curiosamente, es básicamente la misma técnica, aunque tecnológicamente mucho más avanzada, que permitió a Watson y Crick resolver la estructura de ADN en aquellos años.

Ramakrishnan, nacido en la India en 1952; Steitz, nacido en Estados Unidos en 1940 y Ada Yonath, nacida en 1939 en Israel, comparten los 975.000 euros del premio a partes iguales y han colaborado en proyectos europeos. Yonath fue la primera que atacó el problema en los años setenta, pero hasta 1998 no publicó Steitz el primer mapa, incompleto, del ribosoma. En 2000, los tres investigadores llegaron juntos a la meta.

Llamada desde Estocolmo por teléfono, Yonath comentó ayer desde Israel que cuando empezó su trabajo en este tema sabía que era muy importante en el ciclo vital pero no estaba segura de lograr su objetivo. "Al principio no pensé en que resultaría importante para los antibióticos, que es un aspecto práctico de nuestra investigación, pero ahora, gracias a ella, conocemos mucho mejor cómo funcionan", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de octubre de 2009