Cada atunero pagará más de 55.000 euros al mes por llevar mercenarios

En los próximos días, al menos siete atuneros vascos que faenan en el Índico embarcarán cada uno a cuatro ex militares armados con fusiles de asalto, pistolas y una ametralladora para repeler los ataques de piratas somalíes, según fuentes del sector. Una de las empresas contratadas por los armadores de Bermeo (Vizcaya) para proteger a parte de su flota, la británica Minimal Risk, cobrará más de 55.000 euros al mes por la protección de cada buque. El armador también deberá pagar los gastos del viaje del personal a Seychelles, su mantenimiento y contratar para todos un seguro a la altura del riesgo.

Al navegar bajo la bandera de las Islas Seychelles, estos barcos no tienen que ceñirse a las limitaciones de armamento para seguridad privada de España, que sólo autoriza el uso de fusiles de largo alcance. Según el protocolo de actuación acordado con el Ejecutivo de Seychelles, las armas sólo estarán en manos de los mercenarios en alta mar y quedarán bajo la custodia del capitán al volver a puerto. Minimal Risk provee servicios de protección y consultoría en todo tipo de escenarios. Suele trabajar en Irak, donde efectuó labores de protección para la BBC en Basora y ayudó a la empresa logística DHL tras la caída del régimen de Saddam Hussein en 2003.

Más información

Los barcos protegidos son el Erroxape, el Demiku y el Xixili de Echebastar, propietaria del buque secuestrado, el Alakrana; los Intertuna I y II (Albacora); el Artza (Atunsa) y el Txori Aundi (Inpesca). Para sacarle el mayor provecho a esta protección, los armadores barajan que los buques no protegidos naveguen en tándem con los atuneros que lleven seguridad privada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 08 de octubre de 2009.

Lo más visto en...

Top 50