La fundación de CDC ocultó el origen de cobros por 300.000 euros

La Trias Fargas no detalló los donativos de Millet en sus cuentas

Las donaciones que la fundación Orfeó Català, presidida por Fèlix Millet, hizo a la Fundación Ramon Trias Fargas, de Convergència Democràtica, no son tan "transparentes" como defienden los nacionalistas. Las cuentas que la fundación del partido de Artur Mas entregó entre 1999 y 2008 al Departamento de Justicia de la Generalitat para su fiscalización sólo recogen aportaciones de la entidad que presidía Millet por valor de 330.000 euros, cuando en realidad éstas ascendieron a 630.000 euros. El dinero cuyo origen fue ocultado suma, pues, 300.000 euros. Los balances entregados por la fundación nacionalista a la Sindicatura de Cuentas de Cataluña, órgano fiscalizador de la Generalitat, tampoco concretan el origen de las donaciones recibidas.

Pujol dice que el escándalo no afectará a la "moral" de Cataluña
Más información
El Palau suspende al actual tesorero de la fundación

Las cuentas de la fundación de CDC son poco claras, como también lo son las de la Fundación Orfeó Català (véase EL PAÍS de ayer). La entidad presidida por Fèlix Millet también ocultó parte de los pagos a la fundación del partido nacionalista. Concretamente no declaró en las cuentas del Orfeó pagos por valor de 300.000 euros a la fundación de CDC. Así pues, la cifra ocultada por Millet coincide con la que la fundación Trias Fargas registra sin declarar su origen.

El número dos de CDC, Felip Puig, aseguró la semana pasada que todas las donaciones eran legales y que estaban convenientemente documentadas, también ante la Sindicatura de Cuentas. Sin embargo, este organismo sólo tiene en su poder los balances de cuentas de la fundación, en los que no se detalla el origen de las donaciones recibidas, aseguran fuentes de la sindicatura.

La fundación de CDC se niega a presentar los convenios firmados con el Palau y, pese a que todos sus responsables sostienen que no tienen nada que ocultar, también se niega a explicar quién firmó los convenios, un total de siete, en nombre de la Fundación Orfeó Català. Ayer fuentes del partido insistieron en que no se ha ocultado el cobro de ningún dinero y que, en todo caso, sólo se puede haber omitido su origen en algunos casos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los responsables de la fundación y de CDC también aseguran que es normal que una fundación sustentada con dinero público, como es la del Orfeó Català, financie fundaciones de partidos políticos. Felip Puig aseguró la semana pasada que los 630.000 euros recibidos por la Fundación Trias Fargas no se destinaron a la actividad política, sino a organizar actividades como homenajes a Jacint Verdaguer, Salvador Espriu o Pau Casals. El presidente de CDC, Jordi Pujol, se pronunció ayer sobre el escándalo que rodea al Palau de la Música y aseguró que la "moral" de Cataluña no se verá afectada.

Sobre la firma

Miquel Noguer

Es director de la edición Cataluña de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona, ha trabajado en la redacción de Barcelona en Sociedad y Política, posición desde la que ha cubierto buena parte de los acontecimientos del proceso soberanista.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS