Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:MIGUEL SANZ | Presidente del Gobierno de Navarra

"El euskera no es un tema baladí, mueve muchos intereses políticos"

Miguel Sanz echa las culpas de la crisis de Gobierno a la intención de CDN de tener "discurso propio". El presidente navarro niega que cambiar la Ley del Vascuence sea un tema nimio y recuerda que ya expresó su rechazo a la reforma en su investidura.

Pregunta. ¿Qué ha pasado?

Respuesta. CDN ha forzado la situación porque las encuestas no le son favorables. Intenta desmarcarse del Gobierno y tener discurso propio. Eso choca con el programa de investidura pactado con ellos en aspectos fundamentales como la Ley del Vascuence.

P. La reforma de esa ley se basa en un informe del Gobierno.

R. No es un informe; sólo una encuesta muy poco rigurosa. Nadie sabe cómo se ha hecho ni le da el rigor necesario. Es un estudio sociolinguístico encargado por el Gobierno.

MÁS INFORMACIÓN

P. Pero es la ley la que establece esos estudios para conocer la situación del euskera.

R. Sí, pero la ley no tiene que reformarse porque lo diga el estudio. UPN no quiere cambiarla ni quiere un Gobierno con diferentes posturas sobre el tema. Digan lo que digan los estudios, los dos partidos principales (UPN y PSN) deben estar de acuerdo sobre una materia tan importante

P. Usted supervisó la encuesta.

R. No, no lo hice. Me presentaron unas preguntas y yo dije que no era experto en estudios sociolinguísticos. Fue el consejero de Educación [de CDN, destituido] el que tomó la decisión.

P. Parece un tema menor para romper un Gobierno.

R. El vascuence no es baladí. Mueve muchos intereses políticos y estratégicos. Preguntamos a CDN si estaban dispuestos a que la posición de los dos partidos del Gobierno fuera unívoca. ¿Quién define el sentido?, preguntaron. Yo respondí: el presidente. Si la reforma al final sale adelante, lo aceptaremos. Somos demócratas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de octubre de 2009