Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un bingo tira en la calle las fichas de miles de ludópatas

María Victoria pidió en agosto de 1998 que no la dejaran entrar a más bingos para enfrentarse a su adicción al juego. Este detalle de su vida, así como su nombre, apellidos, DNI y domicilio estuvieron ayer tirados en un contenedor de obras en la concurrida calle de Urgell de Barcelona. Su ficha y la de miles de otros clientes del bingo d'Urgell con problemas con el juego.

El local está en obras y quienes lo reforman tiraron anteanoche los papeles al contenedor. Una vecina los vio y alertó a los Mossos d'Esquadra, que levantaron acta y avisaron a las brigadas municipales de limpieza. Unos y otros, sin embargo, fueron incapaces de dejar la zona limpia de fichas y a primera hora de la tarde de ayer aún era posible encontrar decenas de ellas en el contenedor.

"Es indignante", lamentó Victoria. La Agencia Catalana de Protección de Datos advirtió de que se trata de "una infracción muy grave", sancionada con hasta 300.000 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de octubre de 2009