Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta duplica los centros de menores en Marruecos

Andalucía financiará otros seis hogares para chicos en el norte del país magrebí

La Junta de Andalucía tiene previsto ampliar a 12 el número de centros para menores en Marruecos, con el objetivo básico de prevenir la inmigración ilegal hacia las costas españolas, no el de acoger a los retornados. Este asunto fue abordado ayer en Rabat por el presidente andaluz, José Antonio Griñán, y el ministro de Interior de Marruecos, Chakib Benmoussa. Aunque la llegada de menores inmigrantes marroquíes a Andalucía se redujo un 80% a finales de 2008 y los centros de acogida que existen no sufren el colapso de otros años, la intención del proyecto es disuadir a los menores, a través de cursos de formación, de que crucen el Estrecho. Pese a la mejora de la situación, en la actualidad hay alrededor de 900 menores marroquíes en centros de Andalucía.

Unos 600 niños de familias con pocos recursos se podrán acoger al programa

Las zonas de Marruecos donde estarían ubicados los albergues están ya escogidas. Seis centros, que ya estaban comprometidos pero a los que aún le quedan mucho para poder ser utilizados, irán en el área de Tánger-Tetuán, para los que hay una dotación presupuestaria apalabrada de 2,5 millones de euros, y otros seis en la región Oriental, en la zona de Nador. Se estima que unos 600 niños marroquíes de familias con pocos recursos podrían acogerse a este programa, del que quedarían excluidos los subsaharianos que llegan a Marruecos. La concreción de esta iniciativa debe figurar en el nuevo plan de desarrollo transfronterizo 2009-2012. Madrid y Cataluña ya han financiado, con aportaciones europeas, centros similares.

Aunque la situación dista mucho de la que había antes, cuando apenas un 2,5% de los menores que ingresaron en los centros andaluces de acogida eran devueltos, el problema sigue siendo que "hay inmigrantes marroquíes a los que se les detecta el origen familiar y de dónde proceden, pero en el caso de conocerse el origen tiene que intervenir el fiscal", aseguró Griñán.

Su entrevista con el responsable de Interior trató sobre la inmigración ilegal, una citación que, en su opinión, "se ha reducido notablemente". Griñán no pudo entrevistarse con el ministro de Exteriores ya que se encontraba fuera de Rabat con el rey Mohamed VI. Fuentes de la embajada española indicaron que la audiencia con el monarca "nunca" ha estado en la agenda de la visita de Griñán a Marruecos, mientras que desde la Oficina del Portavoz todavía se abría una puerta a esa entrevista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de octubre de 2009