Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruni lleva a la ONU su mensaje en la lucha contra el sida

Ni un solo minuto de inactividad ha tenido la primera dama francesa desde que llegó a Nueva York acompañando a su marido, Nicolas Sarkozy, que ha asistido durante toda la semana a la 64ª Asamblea General de Naciones Unidas. Con la mejor de sus sonrisas, bella entre las bellas, Carla Bruni estrechó el miércoles por la mañana la mano de parte de la comunidad francesa que reside en la Gran Manzana y se prestó a cientos de fotografías. Por la tarde, vestida de riguroso negro, la ex modelo se dirigió a los líderes mundiales reunidos en la ONU para pedirles ayuda en la financiación de los tratamientos con antirretrovirales para las mujeres embarazadas seropositivas.

"¿No es una injusticia inmensa que miles de niños nazcan a día de hoy con VIH, cuando existen tratamientos, cuando puede ser que ningún niño nazca con VIH?", preguntó Bruni a su audiencia, entre la que se encontraba el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. "Ustedes son los líderes del mundo y yo no puedo permitirme darles ninguna lección, pero sí un consejo: escuchen nuestro llamamiento". Carla Bruni-Sarkozy es embajadora del Fondo Global para la Protección de las Madres y sus Hijos contra el Sida.

Según datos de la organización AVERT, hasta un 50% de los hijos de mujeres infectadas con el virus pueden heredar la enfermedad si no reciben un tratamiento preventivo adecuado. El 90% de los infectados anualmente residen en África. El contagio se suele evitar con el uso de antirretrovirales y leche en polvo en lugar de dar el pecho a sus hijos. Bruni resaltó que gracias a los esfuerzos de todos los países existen "cuatro millones de mujeres en el mundo que reciben tratamiento contra el sida, cuando casi ninguna de ellas lo recibía hace cinco años".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de septiembre de 2009