Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El PSOE ante la crisis

"Que no discrepemos no significa que seamos unos pelotas"

Una encuesta entre dirigentes medios del PSOE revela la ausencia de crítica

"Claro que hay espacio para los críticos en el PSOE", coinciden todos. Lo que no hay son críticos, a juzgar por la encuesta que este diario hizo ayer a una decena de miembros -de un total de 248- del Comité Federal. Cinco hombres y cinco mujeres, dirigentes de segunda fila, con rostros menos conocidos que los de José Blanco o Leire Pajín pero, como ellos, unánimemente encantados con la actitud y las decisiones de su secretario general. Casi sin matices, y desde luego sin reproches.

Las preguntas eran cinco: ¿Le gusta la política económica del Gobierno? ¿Ha habido improvisación en alguna medida? ¿Hay debate y espacio para los críticos en el PSOE? ¿Se ha vuelto Zapatero más presidencialista? ¿Hay algo que cambiar? Éstas son las respuestas, resumidas, de los socialistas que aceptaron participar.

- Almudena Vaquero. Concejal en Telde (Las Palmas). 39 años. "Por supuesto que me gusta la política económica: está orientada a ayudar a quien más lo necesita. No hay improvisación, sino mucho diálogo: si hay que cambiar una medida, se cambia; si hay que recuperarla, se recupera. Eso pasa cuando se dialoga, no pasa cuando se es autoritario. En cuanto al debate en el PSOE, ¡claro que hay espacio para los críticos! Lo que creo es que hay partidos y medios de comunicación que quieren derrocar al presidente deteriorando su imagen".

- Pamela Stoll. Federación Socialista de la Comunidad Valenciana. 51 años. "Absolutamente de acuerdo con la política económica, sin matices. Mantener las prestaciones sociales es nuestra seña de identidad. No ha existido improvisación. ¿Debate interno? Constante. Hay quienes ven el debate como una debilidad y lo usan para atacar, pero en realidad es una fortaleza. En otros partidos no existe este nivel de debate".

- Javier Velasco. Consejero de Presidencia de Aragón. 58 años. "Improvisación, no. Lo que ha habido es una situación económica compleja que ha obligado a ir tomando decisiones. El debate en el PSOE existe en distintos foros: en los órganos descentralizados sobre todo. En cuanto al supuesto presidencialismo, el ejercicio de la acción política siempre separa; ese efecto se produce en ministros, presidentes de comunidades y también en el presidente del Gobierno, pero es normal".

- Javier Vallina. Coordinador sectorial de Educación. 58 años. "Zapatero da respuesta a la crisis. La política económica no se puede ver como una foto fija sino como un proceso, como es la crisis. Aunque sí creo que cabe ordenar mejor nuestro mensaje, poner más énfasis en lo fundamental: el modelo. Hay debate en el partido, sin duda, lo que sucede es que a veces no sabemos distinguir lo fundamental de lo accesorio. ¿Presidencialismo? Felipe González tuvo un fuerte liderazgo, Aznar también, y Zapatero. Es difícil que no ocurra, pero ¡no creo que estemos ante un presidente poco dialogante!".

- María Dolores Huesca. Diputada en el Parlamento valenciano. 38 años. "Nada de improvisación: lo que hay es una situación económica muy diferente a la de la anterior legislatura, y hay que salir de ella. Este partido se caracteriza por el debate interno, y Zapatero siempre cuenta con el partido, siempre. No hay nada que cambiar en la política del Gobierno: lo que tiene que cambiar es la situación económica".

- Diego Asensio. Secretario general del PSOE de Almería. 50 años. "¿Cómo no me va a gustar la política del Gobierno? No hay improvisación: el mundo es cambiante, y quizá las medidas deben ser para intervalos cada vez más pequeños. Debate en el PSOE siempre ha habido; éste es un partido que ejercita mucho la crítica y el análisis. Yo conozco a Zapatero desde antes de ser secretario general, porque veraneaba en Almería, y lo veo tan cercano como entonces; escucha más que los demás. Quizá lo que debemos cambiar es la pedagogía, defender lo que hacemos con más pasión".

- Eva Sanz. Alcaldesa de Benetússer (Valencia). 37 años. "Ha podido parecer que existía improvisación, pero no ha sido así. Son medidas muy pensadas. A Zapatero lo veo cercano, como siempre. Y debate en el partido hay, también como siempre. ¿Algo que cambiar? Nada".

- Francisco Rodríguez. Secretario de Organización del PSOE de La Rioja. 41 años. "Me gusta la política económica, y además es que no había alternativa. El PP no la tiene. Con matices [no los detalla], se está haciendo lo que había que hacer. Conozco a Zapatero desde 2000, y su actitud no ha variado, más allá de lo que supone que la carga del Estado la soporte principalmente sobre sus espaldas. Sigue siendo tan compañero del partido como era. Que no discrepemos del secretario general no significa que seamos todos unos pelotas. En cuanto a si hay algo que cambiar... Siempre hay mucho que hacer, pero eso le toca decidirlo al presidente".

- Ramón Ropero. Alcalde de Villafranca de los Barros (Badajoz), 56 años. "La prueba de que existe debate en el PSOE es que hoy ha habido aquí más de 30 peticiones de palabra. Zapatero me ha saludado con mucho afecto. ¿Que lleva cinco años en el cargo y eso se nota? Pues sí. Pero sigue escuchando como siempre".

- María González. Secretaria federal de Innovación. 30 años. "Rotundamente de acuerdo con el Gobierno. Improvisación, para nada. En una situación tan cambiante hay que afrontar momentos distintos. El PP habla de improvisación pero predica la inacción. El debate en el PSOE existe, por supuesto, aquí están todas las generaciones y todas las sensibilidades; pero eso no quita para que el liderazgo de Zapatero, y de Leire Pajín, sea indiscutible. Los españoles deben sentirse tranquilos de que esta crisis haya tocado con un Gobierno del PSOE".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de septiembre de 2009