Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Apuntes

Los alumnos de FP serán mayoría en la carrera más demandada

La nueva normativa perjudicará a los estudiantes de Bachillerato en el acceso a la Universidad - La Formación Profesional copará el 78% de plazas de Magisterio

Si la cosa no cambia, algunas carreras universitarias, especialmente las más solicitadas, podrían tener el próximo curso mayoría de estudiantes procedentes de la Formación Profesional frente a los de Bachillerato. Y esto se produciría no porque la FP ha superado, por primera vez en la Comunidad Valenciana, al Bachillerato (59.315 estudiantes frente a 56.594) sino porque Real Decreto 1892/2008, de 14 de noviembre, por el que se regulan las condiciones para el acceso a las enseñanzas universitarias de grado, elimina los cupos de entrada para los estudiantes de FP de Grado Superior.

Hasta ahora, según la titulación, los estudiantes de FP podían optar del 9% al 30% de las plazas universitarias. El nuevo decreto elimina los cupos y este colectivo entra en competencia directa con los estudiantes de Bachillerato, con la diferencia de que no deben hacer la Selectividad, una prueba homologada y normalizadora.

Si esta normativa entrara en vigor el curso próximo, la Universitat estima que más del 78% de los estudiantes de Magisterio Infantil provendrían de FP, frente al 30% actual. Según los datos de la institución, estar en posesión del título de Bachiller también produciría desventaja para los alumnos que decidieran cursar el próximo año Odontología ya que estos conseguirían 19 plazas frente a las 39 alcanzadas por los graduados en FP, y en titulaciones como Enfermería, Logopedia, Ciencias Sociales, las plazas se repartirían por igual entre FP y Bachillerato. También se incrementarían los alumnos de FP en titulaciones tan demandadas como Medicina, los distintos grados de Economía y Fisioterapia. En Biología o Derecho la eliminación de los cupos no entrañaría conflictos porque tienen más oferta que demanda.

Para la vicerrectora de Estudios de la Universitat de València, María Vicenta Mestre, la actual legislación supone "un gravísimo problema para los estudiantes de segundo de Bachillerato porque favorece la entrada a la universidad de la FP y lo más preocupante es que muchas familias y centros de enseñanza lo desconocen". Y explica que la Universitat y otras instituciones lo han advertido al ministerio, pero como no han recibido respuesta ni de la anterior ministra, Cristina Garmendia, ni del actual, Ángel Gabilondo ("conocedor del problema como presidente de la CRUE"), la universidad enviará un informe sobre los efectos en cada carrera.

El director de la Escuela de Magisterio, Óscar Barberá, ha realizado un informe a petición del rector con datos contundentes. En Maestro Infantil más de las dos terceras partes de los estudiantes provendrían de FP. Se da la circunstancia de que esta carrera es la más demanda de la Comunidad Valenciana (deja sin matricular a 1.500 estudiantes) y resulta muy atractiva para estudiantes de FP porque existen ciclos formativos orientados a la misma. Además, los alumnos de los ciclos formativos llegan con mejores notas, porque no hacen la selectividad, una prueba que tradicionalmente baja la media.

"La nueva regulación de acceso hace imposible proteger los principios de igualdad, mérito y capacidad de ambos colectivos, favoreciendo injustificadamente a los estudiantes de la FP", dice Barberá. El decano y la vicerrectora coinciden en rechazar lo que consideran "una manera errónea de promocionar la FP". Son partidarios de impulsar esta formación pero no a costa del Bachillerato, la enseñanza concebida eminentemente para acceder a la universidad.

Un 5 mejor que un 9

La nueva normativa adscribe una carrera a una determinada modalidad de Bachillerato (en algunas se permitía acceder desde más de una vía). Una de las más afectadas es Magisterio. Este curso los estudiantes pueden matricularse desde las tres modalidades del Bachillerato, el único criterio es la nota; con la nueva normativa Magisterio se adscribe a Humanidades y Ciencias sociales, por lo que un estudiante con un 5 en esta especialidad accedería antes que el que obtuviera un 9 por otra vía. Muchos se plantean si tiene sentido en una carrera tan generalista.

La legislación es de 2008 y hay bachilleres que escogieron modalidad un curso antes. A ellos se les permitirá que en la Selectividad realicen una prueba específica con asignaturas que no se correspondan a su Bachillerato para subir nota. El problema radica en que son materias que no han cursado.

El decreto elimina también el cupo de extranjeros. Ello no vulnera necesariamente derechos de otros colectivos, dice el director de la escuela de Magisterio, Óscar Barberá. "Pero puede incrementar problemas como los que ya se están produciendo en Medicina en universidades españolas limítrofes a Portugal, puesto que los estudiantes lusos se matriculan aquí con la nota de la prueba de acceso de allí", y "centros extranjeros con franquicia en Valencia, como el Caxton, ya no están sujetos a esa prueba normalizadora de acceso y podrían entrar más fácilmente a la universidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de septiembre de 2009

Más información