Merkel y Steinmeier rehúyen el ataque frontal en su único debate

Energía y política laboral dividen a los principales aspirantes a gobernar Alemania

El duelo comenzó como muchos se temían. La canciller empezó alabando la labor común en el Gobierno durante los últimos 4 años. Angela Merkel, que se presenta el 27 de septiembre a la reelección con la Unión Demócrata Cristiana (CDU), y su ministro de Exteriores, el candidato socialdemócrata y vicecanciller Frank-Walter Steinmeier (SPD), se enfrentaron ayer ante los ciudadanos en un esperado duelo en directo. La primera pregunta a ambos y la que se hacen millones de alemanes fue en qué se diferencian los dos socios de Gobierno y rivales electorales. Los dos parecían tensos bajo los focos del debate.

Pocas diferencias en cuanto a la crisis. Merkel defendió la economía social de mercado, mientras que Steinmeier trató de dejar en el aire la cuestión de la radicalidad de la defensa del mercado de Merkel. Ambos reclamaron para sí el mérito de que el mercado de trabajo no haya colapsado bajo el peso de la crisis. La canciller se mostró belicosa ante las interpelaciones de los periodistas respecto a la economía. Durante la primera hora del debate, la canciller tomó la iniciativa y se mantuvo combativa, pero centró su animosidad más en los entrevistadores más que en su contrincante.

Veinte millones de alemanes estuvieron pendientes del duelo televisado
Merkel centró su combatividad en los entrevistadores más que en el rival

Más información

Menos agresivo, Steinmeier explicó su propuesta de introducir un salario mínimo en Alemania, uno de los temas en que los socios disienten. Merkel volvió a propugnar un modelo de regulación salarial por sectores y según los convenios laborales.

Cuando se debatió sobre el asunto de la venta de Opel, Merkel alabó la tarea de Steinmeier como ministro para impulsar la venta de Opel a Magna. Así lo ha hecho a menudo durante su campaña de baja intensidad.

Merkel pasó a defender el uso de energía atómica como "tecnología de transición". Es otro de los grandes temas de disenso. Merkel quiere prolongar el apagón nuclear pactado por socialdemócratas y Verdes en 2002, bajo el Gobierno de Gerhard Schröder (SPD). Steinmeier acusó a Merkel de orientarse por encuestas recientes que, debido a las noticias sobre el calentamiento global, indicaban que la energía atómica era menos impopular ahora que en el pasado. Aseguró que, el aplazamiento del cierre de centrales nucleares frenaría el desarrollo de las energías alternativas.

Al cierre de esta edición, la presencia de tropas en Afganistán aún no había salido a la arena. Por sorpresa, la prensa filtró un plan del SPD para la retirada de los 4.200 soldados alemanes de Afganistán en el año 2013. El plan, esbozado en diez puntos, llega después de que un ataque solicitado por un oficial alemán causara una matanza en Kunduz el pasado 4 de septiembre.

Más de 20 millones de alemanes estaban pendientes del debate que empezó a las 8.30 de la tarde. Es la hora de mayor audiencia de la televisión alemana. Los analistas calculan que un duelo de estas características puede influir en el 10% de los votantes. El 5% se decide por un candidato durante la emisión. Otro 5% lo hace según la resonancia mediática de las actuaciones.

La jefa de la edición de noticias online de la emisora estatal ARD en Berlín, Corinna Emundts, ironizaba ayer en su blog: "¿Duelo o dueto?". El presentador del debate se hizo eco del retruécano. Tras la unidad demostrada por ambos candidatos durante el último pleno parlamentario de la legislatura permitía prever un combate de ten baja intensidad como la campaña electoral previa. Angela Merkel y su vicecanciller, Frank-Walter Steinmeier, han pasado de colaborar en el Gobierno de Alemania a enfrentarse en una campaña electoral complicada para ambos.

Los planes de la CDU de pactar el próximo Gobierno con el Partido Liberal Democrático FDP ponen a Merkel en un aprieto mayor de lo que las encuestas pronostican. Los sondeos vienen dando mayorías suficientes al tándem democristiano-liberal, pero cada vez con mayores dificultades. Ayer, Merkel iba a defender su ventaja electoral y a consolidar su gran popularidad en el país. Steinmeier, sin nada que perder, tenía que convencer al electorado de su valía e idoneidad para suceder a Merkel. El primer duelo de este tipo lo libraron en 2002 Gerhard Schröder y el líder socialcristiano bávaro Edmund Stoiber.

El primer y único debate televisivo entre la canciller Ángela Merkel y su opositor socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier transcurrió este domingo con la economía y las relaciones internacionales como hilo conductor. Según los sondeos, la victoria en el enfrentamiento televisivo entre los dos principales partidos de Alemania, el CDU de la canciller Merkel, y el SPD de Steinmeier, ministro de Exteriores, fue para éste último, según los analistas ya que guardó dos ases en la manga: la crisis financiera y la situación en Opel. Ante las elecciones legislativas del próximo 27 de septiembre, Steinmeier atacó a la candidata a la reelección por no atender a las peticiones de su propio partido para limitar la retribución de los altos cargos de la banca. Merkel se defendió hablando del ámbito global de la crisis. El debate, ofrecido anoche fue transmitido por cuatro canales públicos y privados y más de 20 millones de alemanes vieron el encuentro. VNEWS

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 14 de septiembre de 2009.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50