Fenoll: "Son unos cuatreros"

Tardó un día en digerir la moción de censura que le apartará de la alcaldía de Benidorm el próximo 22 de septiembre. El todavía alcalde, Manuel Pérez Fenoll, del PP, rompió ayer el silencio que mantuvo durante todo el jueves, día en el que los 12 ediles ex socialistas y el tránsfuga del PP, José Bañuls, formación la moción. Y aunque en un principio se anunció la presencia del secretario general del PP, Ricardo Costa, al final "por problemas de agenda" acudió el vicesecretario de Organización, David Serra, a valorar el nuevo escenario. A la cita tampoco acudió el presidente provincial, José Joaquín Ripoll. Tras la reunión y ante los periodistas el alcalde tildó de "cuatreros modernos" a los 13 ediles que han "robado" la voluntad popular. "Si en el Oeste existían cuatreros que asaltaban las diligencias para robar el botín, los modernos cuatreros se llaman Bañuls y los 12 ediles socialistas", dijo el alcalde.

Más información
Dudas, retos y escándalos en Benidorm

Fenoll cree que la moción para apartarle de la alcaldía se fraguaba desde hace meses. "Han montado una obra de teatro y todos actúan y mienten. Y no me duele tanto que mientan como que roben la voluntad popular de mis vecinos", agregó. El cabeza de lista del PP tildó de "sainete y paripé, anunciar que dejan las siglas socialistas". Fenoll arremetió contra el futuro alcalde, Agustín Navarro, por ser un "experto en mentir". "Es capaz de verme por la calle, darme un abrazo y decir que no me preocupe que esto lo arreglamos, él es así. Como no es capaz de ganar unas elecciones no hará obra nueva y se limitará a inaugurar lo que ya está en marcha", auguró Pérez Fenoll.

Fenoll criticó el "afán de poder" de todos estos ellos. Ayer el PP de Benidorm difundió fotos de una manifestación Antitransfuguismo en La Vila en la está Agustín Navarro, futuro alcalde.

Al igual que el resto de dirigentes del PP, con su líder Mariano Rajoy, a la cabeza, Pérez Fenoll está convencido que "ninguno de los que asaltan ahora el despacho de la alcaldía dejarán de ir en la lista socialista en 2011. Será necesario ver otras listas y los cargos a dedo del PSOE porque seguro que les dan de comer". Algo que ya ocurrió en Benidorm con la tránsfuga, Maruja Sánchez, la que dio la alcaldía a Eduardo Zaplana, y que desde 1995 cuando dejó de ser concejal pasó a ser cargo de confianza de la alcaldía.

Al preguntar al alcalde sobre el concejal no adscrito, José Bañuls, que concurrió en las listas del PP, respondió que contaron con él "porque había personas de dentro del PP que creían que aportaba algo, le dimos cariño, lo tratamos entre algodones, yo le hice teniente de alcalde, le di responsabilidades importantes, confié en el y me engañó", resumió Pérez Fenoll. Bañuls renunció a las concejalías de Seguridad Ciudadana, Movilidad y Juventud por "falta de confianza y apoyo" en el que equipo de Gobierno que iba reduciéndole presupuesto y restando presencia pública en los actos oficiales.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS