Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La familia Lorca pide ahora más tiempo para abrir la fosa

Los descendientes del poeta dicen que no se oponen, pero quieren nuevos datos

El plazo dado por la Consejería de Justicia de la Junta de Andalucía para presentar alegaciones al proceso de exhumación de la fosa donde supuestamente yacen los restos del poeta granadino Federico García Lorca concluyó ayer. Al menos es el plazo que se publicó en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) el pasado 24 de agosto. La familia del poeta ha pedido ahora que se amplíe. Quieren contar con "toda la información disponible" antes de decidir si presentan alguna alegación.

Que haya trascendido, sólo la familia del maestro de Pulianas Dióscoro Galindo ha presentado alguna objeción en contra de abrir la sepultura. La nieta del republicano Nieves Galindo no detalla por qué se opone y pide la máxima discreción. En este caso, su hermana Nieves García, que es adoptada, promueve la recuperación de los restos de su abuelo, y así lo hizo constar ayer en la Consejería de Justicia andaluza, según explicó.

En la fosa, situada en el parque Federico García Lorca de Alfacar, se cree que reposan también los restos de dos banderilleros Joaquín Arcollas y Francisco Galadí. Los descendientes de este último también promueven la exhumación, que fue solicitada por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Granada. De Arcollas no se conoce descendencia. Junto a ellos se sospecha que yace el inspector municipal de tributos Fermín Roldán, cuyos familiares están a favor del proceso. Únicamente la apertura de la fosa puede aclarar la verdad.

La postura de los familiares del poeta fusilado en agosto de 1936 sigue siendo la misma: "No vamos a entorpecer la decisión de la Junta de Andalucía". Tras el laberinto de instancias judiciales, aún no resuelto, en el que entró la causa, el Gobierno autónomo acordó elaborar un protocolo y atender la demanda de quienes promueven la exhumación.

La sobrina nieta del poeta, Laura García-Lorca, pide, eso sí, "respeto" para que "se garantice la privacidad". Por ese motivo, ha solicitado a la Junta que amplíe este plazo, para contar con toda la información del expediente administrativo. La Consejería de Justicia eludió ayer facilitar información, puesto que no había finalizado el proceso.

Las investigaciones realizadas y los testimonios recopilados sitúan en ese paraje granadino de Alfacar el lugar más probable en el que puede estar el cadáver del poeta, si bien la certeza absoluta no existe. Pese a ello, la Diputación provincial adquirió en los años ochenta los terrenos para evitar presiones inmobiliarias y decidió levantar un parque en homenaje no sólo a García Lorca, sino a todos los fusilados en las inmediaciones.

La nieta biológica de Pulianas Dióscoro Galindo no se había opuesto hasta ahora al proceso. Antes sólo era público el deseo de su hermana (García) de recuperar los restos del que considera su abuelo. "Antes no había nada oficial", argumentó ayer Raúl Guindal, hijo de la nieta biológica del maestro. "Por eso hemos hecho ahora la alegación y pedimos discreción y confidencialidad", agregó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de septiembre de 2009